La Biblia desde el siglo XXI

El Éxodo [10]: El talismán de la fortuna del Faraón: José

28.06.2020 00:00
<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

En el post nº 6 de esta serie repasamos la sucesión de acontecimiento que influyeron en la progresiva confianza y gratitud que el Faraón depositó en José. Gratitud que se materializó en la construcción del palacio que probablemente fue su última residencia en vida, y donde se erigió su sepultura temporal hasta que Moisés llevó sus restos a la tierra prometida.

El último acontecimiento que repasamos fue el inmenso enriquecimiento que José proporcionó al Faraón. Lo mencioné someramente como otro motivo que sustentaba la gratitud de Faraón, pero ya anuncié que revisaríamos el tema, lo cual pretendo hacer en este post.

El enriquecimiento de Faraón, según la Biblia

Expliqué en dicho post que el enriquecimiento del Faraón no formaba parte de sus sueños ni de las interpretaciones dadas por José. Pero también vimos que fue una consecuencia “colateral” muy ventajosa para el Faraón. Esta afortunada consecuencia sí la recoge el libro de Génesis en los siguientes versículos:

Génesis 47:14.- "Y recogió José todo el dinero que había en la tierra de Egipto y en la tierra de Canaán, por los alimentos que de él compraban; y metió José el dinero en casa de Faraón".

Génesis 47:16.- "Y José dijo: Dad vuestros ganados y yo os daré por vuestros ganados, si se ha acabado el dinero".

Génesis 47:20.- "Entonces compró José toda la tierra de Egipto para Faraón; pues los egipcios vendieron cada uno sus tierras, porque se agravó el hambre sobre ellos; y la tierra vino a ser de Faraón".

Génesis 47:23-24.- "Y José dijo al pueblo: He aquí os he comprado hoy, a vosotros y a vuestra tierra, para Faraón; ved aquí semilla, y sembraréis la tierra. De los frutos daréis el quinto a Faraón, y las cuatro partes serán vuestras para sembrar las tierras, y para vuestro mantenimiento y de los que están en vuestras casas, y para que coman vuestros niños".

La cuestión de interés es si la arqueología puede aportar alguna evidencia que apoye lo recogido en los versículos anteriores. Sobre la existencia de José y su poder como administrador de Egipto ya hemos visto que la arqueología sí ha encontrado bastantes vestigios. Ahora bien, para ese enriquecimiento repentino de Faraón, ¿qué hallazgos podrían avalar su veracidad? ¿Quizás alguna estela conmemorativa que relatase ese proceso y que mencionase a José como su artífice?

Que yo sepa, no se ha encontrado ningún monumento conmemorativo que relate dicha historia. Y no creo que se llegue a encontrar, porque tampoco creo que los egipcios lo levantasen. Aunque para Faraón fue un gran triunfo, no lo fue para el pueblo egipcio; incluidas las clases dominantes, puesto que fueron desposeídas. Y un monumento que conmemorase dicho acontecimiento más bien sería considerado humillante para la generalidad de los egipcios.

Pero si no se han encontrado restos arqueológicos que avalen dicha historia, el autor del documental “Patrones de evidencias: El Éxodo”, Timothy P. Mahoney, sí ha conseguido localizar cambios socio-económicos en la historia de Egipto que corroboran lo relatado en los versículos mencionados más arriba.

 

El enriquecimiento de Faraón según la Historia

En busca de evidencias que apoyen ese relato del empobrecimiento de los egipcios en beneficio de Faraón, Mahoney se dirigió a Pensilvania a fin de entrevistarse con el profesor Bryant Wood (minuto 34:59 del documental). Este profesor no le muestra ningún objeto arqueológico. En cambio, le explica un curioso acontecer socio-económico que se produjo en Egipto durante el Imperio Medio:

 “Si estudiamos con atención la historia de Egipto, nos encontramos con un hecho relevante que tuvo lugar en aquel entonces. Egipto estaba dividido en varias áreas, llamadas Nomos, que eran como una especie de distritos por todo el país. Los líderes de esos Nomos acumulaban una enorme riqueza y un inmenso poder.
      De repente, todo cambió, y su patrimonio se concentró en manos del Faraón. ¿Qué diablos pasó ahí? Los libros de historia no ofrecen ninguna explicación al respecto. Nadie sabe lo que ocurrió ni cómo. Y estoy hablando de un tremendo cambio en el orden socio-económico”.

 

La coherencia entre la Biblia y la Historia

Habida cuenta que hasta ahora ningún historiador ha explicado el fenómeno, pregunta Mahoney sobre su opinión respecto a lo que pudo ocurrir. Esta fue la respuesta de Bryant Wood:

La Biblia nos da la respuesta cuando dice que José gestionó la hambruna y acabó colmando de riquezas al Faraón. Es algo que encaja como anillo al dedo con los hechos históricos”.

Mahoney también entrevistó a David Rohl sobre este tema, el cual le precisó algo más el momento histórico en el que se produjeron estos acontecimientos:

El momento clave transcurrió durante la regencia compartida entre Sesostris III y su hijo Amenemhat III. Sospecho que fue entonces cuando se desató la hambruna y que Amenemhat fue el faraón de José”.

David también considera la existencia de dos pistas que encaminan hacia la idea de que Amenemhat fue el Faraón coetáneo de José:

Amenemhat aparece representado con gesto de preocupación. Tiene las orejas adelantadas para poder escuchar las tribulaciones de la gente. No tiene nada que ver con la iconografía habitual de las estatuas de faraones anteriores o posteriores a él. Y yo presumo que eso es una señal de que en aquel tiempo Egipto estaba pasando por un trance serio. Y no solo eso, el Faraón se construyó su pirámide justo al lado de "Bahr Yussef", el Canal de José”.

La historia no sólo pretende inventariar acontecimientos pretéritos, sino que también procura entender los engarces entre ellos que aportan racionalidad al devenir histórico. El abrupto paso de un país dividido en diversos Nomos con gobernantes ricos y poderosos a un poder central concentrador de las riquezas no ha encontrado explicación entre los historiadores, según afirma Bryant Wood. Pues bien, en este caso, es la Biblia la que aporta luz al respecto. Fue la gestión sabia y eficaz de un administrador israelita designado por el mismo Faraón: José.

 

La razón de la ausencia de vestigios físicos

Además, como bien expresa Bryant Wood, el considerar a José como el artífice del rápido enriquecimiento de Faraón es una explicación que viene como anillo al dedo, pues no sólo aclara la repentina riqueza y poder del Faraón, sino que también explica el que no se hayan encontrado vestigios de ese proceso de acumulación de riqueza. Se podría argüir que la centralización de patrimonios en manos de Faraón bien pudo realizarse por otros medios. Pero, ¿qué posibilidades hay de que los ricos y poderosos gobernadores de los Nomos cediesen sus propiedades a Faraón de forma voluntaria? Opino que ninguna. En cambio, sí entendería una “donación” forzada. Esto es, una donación obligada con violencia, lo cual sí es factible de dejar rastros de combates, derribos, incendios, etc.

Toda la apropiación de bienes y riquezas conseguida por José para el Faraón se produjo pacíficamente, sin violencia, sin derribos de fortificaciones, sin incendios. Así, pues, ningún vestigio de este tipo de restos cabe encontrar. Porque en realidad los egipcios fueron entregadon sus posesiones "voluntariamente", a cambio de comida. Y cuando ya no les quedaban propiedades, siguieron trabajando en lo que antes fue suyo, pero a cambio de pagar un 20% del valor de lo producido. ¿Qué vestigios pueden quedar de unas "donaciones" tan pacíficas?

 

Concluyendo

Aun sin vestigios físicos que avalen el enriquecimiento de Faraón consecuente a la administración de José, vemos que hay suficientes razones para reivindicar la historicidad de este relato bíblico.

 

Enlace al mencionado documental : "Patrones de evidencia: El Éxodo".

 

<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

5.670.978 Páginas visitadas
1.200.392 Total visitas
≈360.117 Visitantes únicos

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode