La Biblia desde el siglo XXI

El Éxodo [7]: ¿La tumba de José?

15.05.2020 00:00
<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

En el anterior post sobre el Éxodo y las evidencias que apuntan a su historicidad nos centramos en el Palacio de José. Pero dejamos para un siguiente post comentar sobre unos peculiares restos contenidos en dicho palacio. Me refiero a los restos de la que muy probablemente fue su tumba.

¿Qué hace pensar que una de las tumbas encontrada en el jardín trasero del palacio de José es su propia tumba? Repasemos algunos de los comentarios que los egiptólogos David Rohl y Charles Aling hacen en el documental “Patrones de Evidencias: El Éxodo”.

 

El tipo de tumba

Explica David Rohl a Timothy P. Mahoney (minuto 29:10del documental):  “Uno de esos sepulcros tiene la singularidad de ser una tumba Piramidal. Es un hecho en sí mismo extraordinario, ya que sólo los faraones y las reinas disponían en aquel tiempo de tumbas piramidales. y la persona que fue sepultada allí no era un rey, aun así, recibió las honras fúnebres propias de un rey”.

Esa tumba era diferente a las otras que había en el jardín posterior del palacio de José (véase el post anterior). Pero no sólo era diferente a las de ese patio, sino que era diferente a la inmensa gran mayoría de tumbas de Egipto, salvo las tumbas reales: Sólo faraones y reinas tenían el privilegio de yacer en tumbas piramidales. Bueno, al menos sí parece que hubo alguna excepción, dado que en ese jardín había una, lo que hace pensar que la persona que allí se enterró debió ser muy importante e influyente en el Egipto de aquella época. Y esto es lo que encaja perfectamente con las características de José, el hijo de Jacob, para los egipcios no era un mero extranjero, sino el administrador generar de todo Egipto en su Época, al que todos rendían cuentas y el que sólo rendía cuentas ante el Faraón.

Las características del difunto que representa la estatua
 

Siropalestino del norte

Según David Rohl (minuto 29:29 del documental), y también Charles Aling (minuto 20:34), en el interior de la tumba había una gran estatua que representaba a alguien del norte, algún siro-palestino. El tipo de peinado, color del pelo y de la piel son los características que en la cultura egipcia se asociaban a los provenientes de esa zona. Recordad del post número 5 de esta serie: allí estaba la ciudad de Harán, donde Abraham comenzó su fortuna, y desde donde salió para llegar hasta Canaán. Recordad también que la casa que levantó Jacob antes que fuese sustituida por el palacio de José era del estilo propio de esa zona.

De muy alto nivel social

Por otra parte, tanto David Rohl como Carles Aling coinciden en que de la observación de los restos de la estatua también se deduce que el cadáver perteneció a alguien muy importante, lo cual corrobora lo visto en el apartado anterior: sólo la clase dirigente era digna de sepulturas piramidales. Rohl centra su observación en el palo apoyado en el hombro (“...llevaba un palo apoyado en el hombro, en lo que viene a ser un claro indicativo del alto cargo que este funcionario de origen asiático desempeñaría en la tierra de Gosén”), y Aling en el gran tamaño de la estatua. Cuando Mahoney le pregunta si era habitual que las tumbas contuvieran estatuas, responde Aling: “No, lo que es poco común es que tuviera una tan grande. Puede que su tamaño fuera el doble de un ser humano medio”. Y preguntado sobre el significado de dicho tamaño, explica Aling que era indicativo de que el difunto era una persona muy importante.

Bien dotado de “inteligencia emocional”

Evidentemente, la estatua del interior de la tumba debía representar al difunto que allí yacía. Y es cierto que no señala de forma incontestable a José como su “residente” difunto. Pero asociando las características étnicas representadas en la estatua, con el nivel social que debió tener esa persona, pocas dudas quedan sobre su identidad: ¿Cuantos extranjeros oriundos del Norte pudieron ocupar el cargo de gobierno más importante en Egipto aparte del Faraón? 

El que siendo extranjero fuese capaz de conquistar los afectos de la sociedad egipcia hasta el punto de llegar a lo más alto de la escala social egipcia no sólo debió ser inteligente. También debió contar con una muy buena dosis de lo que hoy día se conoce como “inteligencia emocional”. Yo solo conozco uno, que entrando en Egipto en lo más bajo de la escala social (esclavo) encandiló a su amo Potifar (y lamentablemente también a la esposa de su amo, que por su culpa acabó José en la cárcel). También cautivó al jefe de la cárcel, que delegó en él todas sus funciones. Y al copero del Faraón, que le conoció durante su corta estancia en la cárcel y que fue el que le presentó ante Faraón. Y cómo no, también el mismo Faraón quedó prendado por su capacidad y personalidad. Me refiero a José, del cual podemos incluso conocer las circunstancias que le permitieron encumbrarse hasta lo más alto de la escala social egipcia. Basta simplemente con leer su historia en Génesis 40 y 41.

Probablemente, adulto, pero “empadrado

Si las anteriores características en principio señalan a grupos de personas (siropalestinos, por un lado, y miembros de la clase dirigente por otro), y sólo la intercesión de ambos colectivos permite identificar a José, algo más tenía la estatua que le señala de forma más personalizada. Explica David Rohl: "Y en la parte trasera del hombro aun podemos adivinar los restos de pintura de un abrigo a rayas multicolor". Y añade: "Todo ello coincide punto por punto con la historia de José en la Biblia. El abrigo de muchos colore es un regalo por ser el favorito de su padre. Ese abrigo, de hecho, se puede decir que es su sello más distintivo, lo que más recordamos siempre de él".

Esos restos de ropa a rayas multicolores evocan intensamente el capítulo 37 de Génesis, donde se observa el fuerte apego sentimental que a ella tenían: En primer lugar, José por ser un especial obsequio de su padre Jacob, como muestra de distinción hacia él, ya que era su hijo más amado. También a Jacob, pues era el símbolo con el que transmitía ese especial afecto a su hijo. Y también apego, pero en sentido negativo, desapego, o mejor, “aborrecimiento” por parte de sus hermanos, como dice el texto en Génesis 37:4. Y es que esa túnica representaba para ellos la señal visible del menor estatus sentimental que tenían a los ojos de su padre.

Os invito a leer el capítulo completo de Génesis 37. Destaco a continuación algunos versículos que focalizan sobre la prenda multicolor.

37:3.- "Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores". (Israel es el nombre que en Génesis 32:28 se renombra a Jacob: "Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel.")

37:4.- “Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente”.

37:18.- “Cuando ellos lo vieron de lejos, antes que llegara cerca de ellos, conspiraron contra él para matarle”.

37:23,24.- Sucedió, pues, que cuando llegó José a sus hermanos, ellos quitaron a José su túnica, la túnica de colores que tenía sobre sí; y le tomaron y le echaron en la cisterna; pero la cisterna estaba vacía, no había en ella agua.

37:31,32.- “Entonces tomaron ellos la túnica de José, y degollaron un cabrito de las cabras, y tiñeron la túnica con la sangre; y enviaron la túnica de colores y la trajeron a su padre, y dijeron: Esto hemos hallado; reconoce ahora si es la túnica de tu hijo, o no”.

27:33.- “Y él la reconoció, y dijo: La túnica de mi hijo es; alguna mala bestia lo devoró; José ha sido despedazado”.

No es de extrañar que una túnica similar a la que le regaló su padre y que marcó el inicio de la peripecia que le llevó hasta el gobierno de Egipto fuese su favorita. Y que repetidamente hiciese ostentación de ella. Eso explicaría el que hasta en la estatua de su tumba fuese con ella representado. Pero bueno, hay que reconocer que esto no es más que una especulación, aunque con visos de ser bastante acertada.

Si con lo que hasta ahora hemos visto no queda del todo claro que ésta sea la tumba que albergó el cuerpo de José, aún queda un argumento bastante más contundente. Y, además, un argumento que se sustenta curiosamente sobre la ausencia de evidencia. Lo veremos en el próximo post sobre este tema.

 

Enlace al mencionado documental : "Patrones de evidencia: El Éxodo".

 

<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

5.556.070 Páginas visitadas
1.176.748 Total visitas
≈353.024 Visitantes únicos

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode