La Biblia desde el siglo XXI

Sobre camellos y fiabilidad histórica de la Biblia (4 de 6)

19.11.2021 00:00
<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

En esta pequeña serie sobre los camellos domesticados y la Biblia ya he comentado la afirmación de Werner Keller de que las referencias bíblicas a camellos domesticados antes del siglo XI antes de Cristo no son más que adicciones y cambios al texto original, con lo que el texto pierde totalmente el rigor histórico.

También he mostrado con gran cantidad de casos la falsedad de su afirmación sobre la ausencia de referencias a camellos domesticados anteriores a las tablillas cuneiformes y bajo relieves del siglo XI antes de Cristo.

Lo que ha escaseado en los anteriores posts son comentarios a las referencias bíblicas que mencionan camellos domésticos. Hoy cubriremos esa laguna y revisaremos las razones que desde el mismo texto bíblico descalifican la hipótesis de Werner Keller.

¿Tantos “camellos” para cambiar o añadir?

Leyendo el texto de Werner Keller da la sensación que las referencias bíblicas a camellos domésticos anteriores a las incursiones madianitas que sofocó Gedeón son escasas. Se centra en el caso de Rebeca, cuando monta en su cabalgadura para volver con Eleazar, el criado de confianza de Abrahán, para desposar a Isaac. Y explica que los patriarcas no disponían de camellos, por lo que cuando en el texto bíblico menciona camellos, en realidad eran burros (asnos)

Con la sola referencia de Keller resulta creíble su afirmación de que en el texto bíblico de Génesis el camello tuvo que ser añadido más tarde. Pero es sencillo buscar las veces que se mencionan camellos domésticos antes de Jueces 6:5, el texto donde se mencionan los innumerables camellos que utilizaban los madianitas, y que según Keller sólo a partir de esa referencia serían creíbles las alusiones a camellos domesticados.

Pues bien, antes de Jueces 6:5 hay 26 apariciones del término camello en contextos que no dejan lugar a dudas de que eran camellos domésticos. Sólo en el Génesis ya son 23. Este detalle de la cantidad es importante. Porque en una o dos menciones es fácil convencerse de que pudiera ser un añadido o cambio en el texto original. Pero si en su libro hubiese explicado que no solo se mencionan camellos una o dos veces, sino 26 veces, cualquier lector cuestionaría la posibilidad de tantos añadidos o cambios.

¿Adiciones y cambios?

Keller afirma que el texto bíblico sufrió cambios en lo concerniente a los camellos. Escribe: “Así, por ejemplo, la bella escena en la cual vemos por primera vez a Rebeca en su ciudad natal de Najor, ha recibido adiciones y cambios”.

En el ejemplo que pone, la historia de la búsqueda de esposa para Isaac, se mencionan los camellos 17 veces. Está claro que esas 17 apariciones de la palabra “camello” no pudieron ser añadidas. Algún tipo de bestia tuvo que intervenir en el relato de esa historia. Admitamos entonces que fueron cambios: en el original aparecían burros, pero posteriormente alguien cambió esas 17 apariciones de burros por camellos.

¿Pero que hacemos entonces con el versículo Génesis 24:35?

Ese versículo cuenta la explicación que da Eleazar a Labán, incluyendo las bendiciones que Dios otorgó a su amo Abraham:  “Y Jehová ha bendecido mucho a mi amo, y él se ha engrandecido; y le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos”.

En este caso, si se tratase de cambios, la palabra “asnos” habría sido sustituida por el término “camellos”. Pero no, los asnos siguen en el texto.

¿Quizás se trate de un añadido? ¡Vaya! Éste sería el único añadido del término camellos en todo el pasaje.

Me parece muy poco convincente la hipótesis de Werner Keller.

Pero no es este el único versículo donde aparecen los dos términos, camellos y asnos. También están estos:

E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y   camellos”. (Génesis 12:16)

Y se enriqueció el varón muchísimo, y tuvo muchas ovejas, y siervas y siervos, y   camellos y asnos”. (Génesis 30:43)

… he aquí la mano de Jehová estará sobre tus ganados que están en el campo, caballos, asnos,   camellos, vacas y ovejas, con plaga gravísima”. (Éxodo 9:3)

Sin mas comentarios. Juzga tú mismo.

 

¿Asnos arrodillados?

Una atenta lectura del texto sobre la búsqueda de esposa para Isaac también pone de manifiesto lo poco consistente que es la hipótesis de Keller de que las bestias mencionadas en ese relato eran asnos.

Además de las muchas alusiones en ese texto a camellos (y solo una a asnos, pero enumerándolos además de a los camellos), hay un detalle del relato que sólo tiene sentido si las bestias eran camellos.

Pregunto: ¿Qué hace un arriero con sus burros cuando llega a destino?

Respondo yo: los ata a algún poste o los mete en una cuadra.

Pregunto de nuevo: ¿Qué hizo Eleazar cuando llegó a Nacor, su destino?

Responde la Biblia: “…hizo arrodillar los camellos fuera de la ciudad, junto a un pozo de agua, …” (Génesis 24:11)

Está claro que, en caso de manipulación del texto bíblico original, el “manipulador” no sólo tuvo que cambiar o añadir palabras, tuvo que cambiar escenas. Pues bien, diferente habría sido la descripción original de la llegada de Eleazar a Nacor con burros. En vez de  arrodillas a sus bestias las habría atado.

Este sólo detalle confiere tal grado de verosimilitud al relato biblio original que él solo bastaría para descalificar la hipótesis de Keller.

Y, por otra parte, me pregunto qué interés podría mover a alguien para modificar un supuesto texto original mencionando asnos en vez de camellos. El Incluir este detalle seriá indicativo de una desinteresada maldad que yo no logro concebir en ningún escriba.

 

Aunque estas razones basadas en el mismo texto bíblico bastan para descalificar la hipótesis de Werner Keller, aún queda alguna más que dejo para otro post.

 

El texto completo que trata sobre la aparición de los camellos domesticados y las referencias a ellos en la Biblia:

En las épocas de guerra surgen a veces inventos que después tienen aplicación práctica y pacífica. El nuevo "invento" que causó tanto terror a los israelitas en los ataques de que eran objeto por parte de los madianitas ¡era el empleo de camellos domesticados!

El camello domesticado es, en el mundo antiguo, algo completamente nuevo; aunque parezca raro, los pueblos de la edad del bronce no los conocieron. Los textos egipcios jamás los mencionan. Ni en Mari, a pesar de su gran proximidad al gran desierto de Arabia, se encontró mención alguna de ellos en los archivos, que contienen innumerables documentos. Tenemos que suprimir el camello de nuestras representaciones de la vida y de las relaciones del mundo en el Antiguo Oriente. También en el Génesis tuvo que ser añadido más tarde. Así, por ejemplo, la bella escena en la cual vemos por primera vez a Rebeca en su ciudad natal de Najor, ha recibido adiciones y cambios. Los "camellos" de Abraham, su futuro suegro, en realidad no eran otra cosa que... asnos (Gen. 24:10 y siguientes). También eran asnos los que durante milenios llevaron en sus lomos el peso de valiosas mercancías por las grandes rutas comerciales... hasta que el manso camello los substituyó.

En qué época tuvo lugar la domesticación del camello es cosa que resulta imposible determinar con exactitud. Pero existen algunos puntos de referencia. En el siglo XI antes de J.C. aparece citado el camello en los textos de las tablillas cuneiformes y en los bajos relieves, y desde entonces son mencionados con mucha frecuencia. Alrededor de esta época debió ocurrir lo que narra la historia de Gedeón. ¡Cuan grande debió de ser la impresión causada por la incursión realizada sobre camellos, considerados hasta entonces como bestias salvajes!”.

("Y la Biblia tenía Razón”, parte cuarta, apartado 2º: “Bajo Débora y Gedeón”, al final de apartado. En la edición ilustrada del “Círculo de lectores” se encuentra entre el final de la página 169 y el inicio de la 172).

 

<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

6.436.895 Páginas visitadas
1.464.627 Total visitas
≈439.388 Visitantes únicos

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode