La Biblia desde el siglo XXI

De camellos y otros “cuentos” sobrevenidos

19.03.2014 00:00

Hace pocas semana se pudieron leer en bastantes medios de comunicación titulares enfatizando la falsedad de la Biblia. Se fundaban supuestamente en la demostración que ciertos arqueólogos han conseguido establecer sobre la antigüedad del uso de camellos domesticados en la zona de Israel.

Veamos algunos extractos de ejemplo:

bbc.co.uk introducía la noticia con esta entradilla: "Los relatos bíblicos de Abraham, José y Jacob, hablan de camellos domesticados que se utilizaban como animales de carga. Pero, ahora, arqueólogos demostraron que estos animales no fueron domesticados en la Tierra de Israel hasta siglos después de la época de los patriarcas (2.000-1.500 a. C.)".

mdzol.com: "La Biblia está llena de camellos aunque, según estudios, éstos no existían. Contrario a lo que dicen las Escrituras, los patriarcas judíos, como Abraham, Jacob y José, que vivieron en el segundo milenio antes de Cristo, no conocieron a estos animales".

noticiasdelaciencia.com: "Los camellos son mencionados como animales de carga en las historias bíblicas de Abraham y otros. Pero los arqueólogos han mostrado que los camellos no fueron domesticados en la región histórica de Israel hasta siglos después de la Era de los Patriarcas (2000 a 1500 a. C.). Además de cuestionar la veracidad histórica de la Biblia, este anacronismo es prueba directa de que el texto fue preparado bastante después de los acontecimientos que describe".

La noticia me llamó la atención. Claro, en primer lugar por su relación con la Biblia. Y en segundo lugar, porque me extrañaron mucho las contundente afirmación que apuntaban intencionadamente al derrumbe de la credibilidad de la Biblia.

Lo que sí se puede mostrar sobre este asunto : huesos

Ya expliqué en una serie de post que es imposible mostrar la falsedad de la Biblia (léase aquí) . En ese mismo sentido, afirmaciones como las de noticiasdelaciencia.com (“...arqueólogos han mostrado que los camellos no fueron domesticados...”) no se puede sostener con rigor. El mostrar, al igual que el probar, supone aportar evidencias directas a los sentidos (ojos, oidos, tacto,…). Cuando “mostramos”, no es preciso argumentar, son las mismas evidencias puestas delante de nuestros ojos las que fundamentan la veracidad de lo que se afirma.

Un buen ejemplo: Tu podrás dudar lícitamente si te cuentan que “un tal Jesús” ha resucitado después de haber sido clavado en una cruz  y haber recibido una lanzada en el costado. Pero si ese mismo Jesús te habla y te “muestra” las señales de los clavos; y además te pide que metas la mano en el costado perforado por la lanza, pocas dudas te quedarán; sobran argumentos. Eso es mostrar: lo que realmente pudo observar Tomás, el “incrédulo”. Aquellas señales de clavos y la perforación en el pecho de Jesús eran la prueba irrefutable de que se trababa del mismo Jesús que fue crucificado y lanceado.

Estarás de acuerdo conmigo en que la afirmación antes mencionada de noticiasdelaciencia.com, cuanto menos, es inapropiada. Quiero creer que realmente no forzaron el lenguaje para inducir a pensar lo que los arqueólogos en realidad no podían hacer: ni mostrar ni probar que los patriarcas bíblicos no tenían posibilidad de usar camellos domesticados. Lo más que pueden mostrarnos los arqueólogos son restos de huesos antiguos y los correspondientes informes sobre datación por radiocarbono. El lugar y profundidad donde se hallaron los huesos también es una evidencia que pueden aportarnos (dando por supuestísimo que no mienten). A partir de ahí se puede –y debe– razonar lo más rigurosamente posible para intentar deducir qué es lo que sucedió hace algunos miles de años con los camellos y su domesticación.

Lo que va más allá de las pruebas : buenos argumentos

Pues bien, ese ejercicio de razonamiento es lo que llamamos "demostración". Y es lo que yo espero de los arqueólogos: que mediante un buen engarce argumental a partir de las evidencia encontradas (los huesos) me lleven al convencimiento racional. En este caso, al convencimiento racional de que los patriarcas bíblicos no podían haber utilizado camellos. 

Quizás pienses: ¿Qué más da si utilizamos el vocablo mostrar o demostrar? Al fin y al cabo entendemos perféctamente el sentido de lo que se quiere decir.

Pues no. No es lo mismo.

Cuando se me muestra una evidencia directa, no hay lugar a la discusión:  es la misma evidencia ante los sentidos la que me lleva directamente a la conclusión sobre la veracidad de lo que se afirma.

Diferente es cuando a partir de algunas evidencias concretas argumentan para guiarme hacia determinada conclusión. En casos como éste tengo la “obligación intelectual” de analizar si la cadena argumental está bien construida. Y no sólo eso. También debo asegurarme que el conjunto de evidencias de las que se parte es el suficiente y el necesario para llegar a la conclusión pretendida.

Y esto es lo que debiéramos hacer con esta noticia. 

Los hechos parecen indiscutibles: huesos encontrados en determinadas capas arqueológicas. A partir de ellos, también considero fuera de discusión el análisis de los expertos que determina la especie a la que pertenecían: camellos. Lo mismo respecto a la datación por radiocarbono y a la estimación de antigüedad comparativa de la capa donde se encontraron.

Partiendo de esos datos se puede razonar y llegar a afirmaciones positivas, tales como que en la época indicada (hace unos 3 milenios) y en el sitio donde se hallaron (el valle de Aravá) existían muchos camellos. Y también es lógico pensar que esa abundancia de camellos pudo estar relacionada con los cambios en la minería del cobre, como apuntan los arqueólogos.

Lo que sí falta en esta historia : rigor argumental

Pero no encuentro razones que justifiquen la afirmación de que antes de esa época no existían camellos domesticados por la zona. Y mucho menos que era imposible para Abraham y su descendencia utilizar camellos domesticados.

¿En que se basan para afirmar que los huesos hallados corresponden a los primeros camellos domesticados por la zona de Israel?

¿Porqué estiman que los huesos de camellos encontrados en capas arqueológicas más antiguas no pertenecían a camellos domesticados? (“Los científicos piensan que los pocos huesos de camellos que se encuentran en las capas arqueológicas anteriores pertenecían probablemente a camellos salvajes que estaban en el Levante meridional desde el Neolítico o incluso antes.” [De bbc.co.uk])

¿Qué bases hay para afirmar que Abraham no poseía camellos? ¿Acaso en la región originaria de Abraham (Ur, en Mesopotamia) no existían camellos domesticados? (Véase Génesis 11:27-28, 31; 21:1-4). Otros expertos han establecido la existencia de camellos domésticos desde hace más de tres mil años. Según Tito Kennedy, de la Universidad Biola, “...un camello es mencionado en una lista de los animales domésticos de Ugarit, que data del período babilónico antiguo (1950-1600 aC)” (de protestantedigital.com).

Aún más. Al poco de salir de Mesopotamia, Abram (que así se llamaba hasta que Dios le cambió el nombre) fue a Egipto a causa de una hambruna (Génesis 12:10). Los mismos investigadores que descartan camellos domesticados en la zona de Israel hace 3000 años “... dicen que los antiguos egipcios pudieron haber impuesto estos cambios y trajeron camellos domesticados después de la conquista de la zona en una campaña militar mencionada en fuentes bíblicas y egipcias” (de bbc.co.uk). Así, pues, si en egipto ya tenían camellos domesticados, de no haberlos tenido previamente Abraham, ¿qué le habría impedido hacerse con una cabaña de ellos y llevarla consigo a su regreso a tierras de Israel. De hecho, la misma Biblia menciona que entre otras cosas, Abraham obtuvo camellos “gracias a la hermosura” de Sarai, su mujer (Génesis 12:14-16,19-20).

 

Así, pues, ¿qué opinas? ¿Están justificados los titulares y las afirmaciones denostando la historicidad de la Biblia? ¿Realmente tienen fundamentos los extractos de algunos de esos medios que puse al principio de este post?

 

Lo que sí creo yo es que dichos titulares sí justifican mi convencimiento de que cualquier excusa es considerada suficiente para intentar desprestigiar a la Biblia. A fin y al cabo, ya cuentan con el "prejuicio" de muchos "predispuestos" a “creer” cualquier afirmación contraria a la historicidad y autenticidad de la Biblia sin el más mínimo intento de juicio crítico y objetivo.

 

Los enlaces a los artículos mencionados:

El de bbc.co.uk

El de noticiasdelaciencia.com

El de mdzol.com

 

(La noticia en aftau.org ha sido retirada)

 

La noticia sobre la réplica de otros expertos en protestantedigital.com

 

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.828.048 Páginas visitadas
815.528 Total visitas
≈244.658 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode