La Biblia desde el siglo XXI

Averigua como pensaban, y comprenderás cómo actuaban.

30.04.2011 00:00

Jan Assmann nos aclara el porqué los egipcios no consideraban de interés registrar en sus anales acontecimientos que nosotros consideramos importantes hitos de la Historia, como por ejemplo, los relatos del Éxodo.


No es la primera vez que traigo a colación algún artículo de la revista “Investigación y Ciencia”

En esta ocasión ha sido un artículo de Jan Assmann (“Las dos caras del tiempo”, en el número de Abril/11).

Dicho artículo, aun sin pretenderlo exprésamente, pone en aprieto afirmaciones de arqueólogos e historiadores reputados. Afirmaciones en el sentido de que el relato bíblico de la esclavitud de los israelitas en Egipto y el posterior éxodo carece de confirmaciones en los registros históricos de los egipcios.

Hasta la fecha yo sólo encontraba una explicación al margen de la posibilidad de que aún queden evidencias históricas por descubrir. Y es que considero óbvio que ningún pueblo tenga interés en dejar testimonios escritos de los acontecimientos “vergonzosos” para ellos. Normalmente se cuida mucho de dejar constancia de las victorias y grandes logros. Pero... ¿qué faraón puede tener interés en dejar constancia de la humillación sufrida de manos de un “dios extranjero”, cuyo fieles, además, no eran más que una recua de harapientos esclavos?

Pues bién, dicho artículo abre la mente a otra realidad que Assmann describe con meridiana claridad. Y es que según pensamos, así actuamos.

En concreto, Assman hace referencia al concepto de tiempo que tenían los Egipcios. Éste era muy diferente al nuestro. Y esta diferencia no solo tenía implicaciones en la imagen que se hacían del “fluír” del tiempo, sino que condicionaba también su percepción de la historia y, por tanto, sus decisiones respecto a qué acontecimientos eran relevantes y dignos de ser registrados en sus anales.

Esta concepción del tiempo que tenían los egipcios explica lo que algunos consideraban impensable: “De ser cierto el relato del Éxodo, ¿cómo no iban los egipciós a dejar constancia de aquellos hechos, cuando hasta los más nimios detalles de la vida cotidiana eran registrados en sus jeroglíficos?”.

Pues sí, según nos explica Assmann, bajo la concepción del tiempo que tenían los egipcios, lo que cabe esperar de ellos es que registren acontecimientos cíclicos, cotidianos, como las cosechas, las fiestas anuales, las inundaciones del Nilo, etc. Nimios detalles desde nuestro punto de vista, pero importantes y dignos de mención bajo la concepción mental de los egipcios

En palabras de Assmann: “Su intención no era recoger sucesos extraordinarios o impredecibles (es decir, lo que hoy concebiríamos como hechos históricos). Más bien al contrario, solo se consideraban importantes y dignos de mención los fenómenos cíclicos. … resultan vanos los esfuerzos por hallar entre los antiguos textos egipcios hechos retrospectivos de mayor calado.

Así, pues, cualquier mención a los sucesos relacionados con la esclavitud y liberación de los israelitas debe considerarse afortunada excepción a lo que cabe esperar de la antigua cultura egipcia. Y en cambio, la ausencia de informes al respecto, no debiera extrañar. Ya no solo porque difícilmente se puede esperar de cualquier pueblo que registre en sus anales los acontecimientos humillantes para ellos. Sino porque bajo su mentalidad lo relevante no es el acontecimiento excepcional, sino lo contrario. Son los acontecimiento cíclicos, cotidianos y familiares los que consideraban relevantes, y es sobre ellos que dejaban constancia en sus anales de historia.

Les dejo a continuación los extractos del artículo de Assmann que inciden en estos aspectos:

Las dos caras del tiempo.

En el antiguo Egipto no se percibía el tiempo como una magnitud ordenada que transcurriera hacia el futuro, sino como un fenómeno dotado de dos aspectos: la repetición cíclica y la duración eterna.

( Por Jan Assmann, en Investigación y Ciencia, Abril 2011 )

EL HOY PERTENECERÁ MAÑANA AL PASADO. Ya en el siglo V a.C, Heráclito formuló lo siguiente: «En el mismo río entramos, pero no siempre es el mismo». Lo transitorio engendra tiempo, el cual exhibe una dirección. … dividimos el tiempo en pasado, presente y futuro. Dicha clasificación queda patente en el sistema verbal de la mayoría de las lenguas indoeuropeas. Nos resulta tan obvia que la consideramos universal.

Otras culturas, sin embargo, percibían el tiempo de manera diferente. Entre ellas se encontraba la de los antiguos egipcios. Al igual que nuestras lenguas reflejan la tríada formada por el pasado, el presente y el futuro, en el antiguo Egipto la concepción del tiempo se dividía en el neheh y la djet. Estas palabras no hacían referencia a dos fases separadas, sino a dos aspectos que, en conjunto, representaban al tiempo como un todo: indicaban sucesos temporales o hechos concluidos “perfectivo” o inacabados “imperfectivo”. Con el aspecto perfectivo se correspondía la djet, el tiempo de duración invariable de lo consumado. En la Biblia, Dios es alabado con las palabras «mil años a tus ojos son un ayer que pasó» (Sal 90). Por su parte, en dos himnos egipcios podemos leer: “la djet se encuentra ante tus ojos [Amón] como el día que ayer pasó”. Por otro lado, el aspecto imperfectivo lo representaba el neheh, el tiempo entendido como un movimiento circular de días, meses, estaciones, años y períodos mayores que siempre volvían hasta completar el período de Sothis, de 1460 años.

...

Durante mi primera Visita a Tebas, hace más de 40 años, hallé un himno en dos tumbas del siglo xii a.C. en el que se presentaban ambos aspectos en el Contexto de la cosmología egipcia:

...

TIIMPO Y CULTURA

El himno nos sumerge en las cuestiones relativas a la manera en que esa representación del tiempo se plasmaba en la cultura egipcia ...

...

También la estructura de los calendarios evocaba al neheh. Cada día del año se vinculaba a un acontecimiento mítico al que se le asignaba la cualidad de bueno, neutro o aciago. Su intención no era recoger sucesos extraordinarios o impredecibles (es decir, lo que hoy concebiríamos como hechos históricos). Más bien al contrario, solo se consideraban importantes y dignos de mención los fenómenos cíclicos. Todo lo que escapase a ese patrón —acontecimientos que otras culturas habrían elevado a la categoría de presagio— perdía cualquier sentido a los ojos de los egipcios. El tiempo del calendario no era un recipiente vacío en el que se precipitaban los sucesos, sino más bien un programa completo y lleno de sentido, el cual había de consumarse sin cesar mediante ritos para contrarrestar el influjo de los acontecimientos. Los hechos que, a pesar de todo, acontecían y que para nosotros conformarían lo que llamarnos historia debían encajar en este marco.

A fin de manejar el presente, debía observarse un orden sagrado día tras día y hora tras hora. Es también por ello que resultan vanos los esfuerzos por hallar entre los antiguos textos egipcios hechos retrospectivos de mayor calado. Los escribas solo hicieron constar acontecimientos aislados, ya que consideraban que la celebración de una fiesta revestía la misma importancia que, por ejemplo, erigir un templo o derrotar al enemigo. Todo se inscribía en forma de un calendario que hacía del tiempo algo rítmico, que mantenía el orden y ofrecía un horizonte de sentido dentro del cual uno podía orientarse e identificarse.

...  

Lectura completa en Investigación y Ciencia, Abril 2011, pág. 34.

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.813.074 Páginas visitadas
813.407 Total visitas
≈244.022 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode