La Biblia desde el siglo XXI

¡Vaya, con la fe de la Biblia!

08.09.2010 00:00

LOS QUE TIENEN FE (SEGÚN EL EVANGELIO)
(Por José Mª Castillo en blogs.periodistadigital.com)

En esto de la religión y de las creencias, las cosas se han puesto de tal manera que, si todo este asunto se piensa detenidamente, pronto se tiene la sospecha (la fundada sospecha) de que hay gentes que se ven a sí mismos como agnósticos, heréticos o ateos, y que sin embargo lo más razonable es pensar que tienen fe, que (sin saberlo ellos) creen en Dios, buscan a Dios, son creyentes. De la misma manera que, en el extremo opuesto, también hay personas (quizá más de las que imaginamos) que se ven a sí mismas como creyentes y, sin embargo, seguramente no lo son.

Para explicar lo que quiero decir, no me voy a andar con muchas elucubraciones. Lo que aquí me importa dejar claro es lo siguiente: en los evangelios sinópticos (Mc, Mt y Lc), cuando se dice de alguien que es una persona creyente (que tiene fe), no se trata de una persona religiosa, observante, piadosa y que acepta las enseñanzas de los sacerdotes y autoridades sagradas. Nada de eso. La fe es asunto de personas que (por lo que sea) lo pasan mal en la vida, se ven en apuros, atraviesan situaciones de dolor y sufrimiento. Me refiero a los numerosos casos en los que Jesús les decía a quienes quedaban curados de sus males y penalidades: "Tu fe te ha salvado" (Mc 5, 34; Mt 9, 22; Lc 8, 48; cf. Mc 10, 52; Mt 8, 10. 13; 9, 30; 15, 28; Lc 7, 9; 19, 19; 18, 42). Y conste que hay casos en los que Jesús elogia la fe de personas que eran paganos(no tenían ni las creencias, ni practicaban las normas de la religión de la Biblia). Es lo que ocurrió con el Centurión romano, que estaba al servicio de Herodes (cosa que ocurría en Galilea, como cuenta el historiador Flavio Josefo). De este hombre dijo Jesús que era el hombre con más fe que había visto (Mt 8, 5 par). Es también el caso de la mujer pagana que vivía en Siria (Mt 7, 26). Y es igualmente el caso del samaritano leproso al que curó Jesús junto a otros nueve leprosos judíos, pero aquello ocurrió de forma que sólo al hereje y descreído samaritano es al que Jesús le dice: Tu fe te ha salvado" (Lc 17, 19).

Jesús nunca dijo que quienes tenían fe fueran los sacerotes, los letrados y juristas, los senadores del Sanedrín, los piadosos fariseos, es decir, las "gentes religiosas" de entonces. Todo lo contrario. En uno de los últimos enfrentamientos, que tuvo Jesús con los sumos sacerdotes y con los senadores, el mismo Jesús les echó en cara a aquellos supremos dirigentes religiosos que ellos fueron los que "no creyeron" (oúk episteúsate) a Juan Bautista (Mt 21, 25 par), mientras que el pueblo (óchlos = gente que no practicaba la Ley y que se veía como maldita por los funcionarios del Templo) (Jn 7, 49), ésos fueron "los que creyeron" (Mt 21, 26 par). Es más, Jesús llegó hasta el extremo de la provocación cuando les dijo a los sacerdotes y senadores que los publicanos y las prostitutas entraban en el Reino de Dios antes que ellos, porque aquellas gentes a las que la religión tenía como indeseables, éllos fueron los que "creyeron" (Mt 21, 32).

...

Lectura completa en blogs.periodistadigital.com

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.828.048 Páginas visitadas
815.528 Total visitas
≈244.658 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode