La Biblia desde el siglo XXI

¿Fraudulentos los clavos de la tumba de Caifás?

01.01.2021 00:00
<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior

A pesar de que probablemente los clavos encontrados en la tumba de Caifás son los que realmente se usaron en la crucifixión de Jesucristo, en los anteriores posts no centramos la fundamentación de la historicidad bíblica en esa característica. Nos centramos más bien en el hecho de que alguien del siglo I DC decidió colocar clavos de “alguna” crucifixión junto al cadáver de Caifás.

Pero tras redactar el último post me planteé la posibilidad de que la aparición de esos dos clavos hace 3 décadas no haya sido más que un montaje tramado a fines del siglo pasado. Y es que no hay que olvidar que en todo lo relacionado con la arqueología, y en especial la de Israel y Egipto, es muy habitual que los comerciantes de antigüedades monten falsificaciones con intenciones lucrativas.

Así que me pregunté: ¿Y si toda esta movida en los tiempos actuales no es más que un montaje fraudulento? ¿Por qué tendríamos que descartar esta otra posibilidad como origen de esta historia de arqueólogos y analistas?

Parto de la base de que lo que se narra en el documental de Simcha Jacobovici es cierto. De no ser así, hace tiempo que estaría fuera de circulación, tanto el documental como el periodista. Cuando me planteé la posibilidad de fraude pensaba en que los objetos encontrados en la tumba fuesen fraudulentos, y que el propio Jacobovici fuese otra víctima más. Y sobre esos objetos centré las reflexiones, las cuales comparto a continuación:

Según menciona Jacobovici sobre el minuto 10 del documental, la datación de los clavos corresponde a la época de la crucifixión de Cristo. Esto y las propias características físicas de clavos y materias adheridas a ellos que hemos revisado en los posts anteriores debieran bastar para descartar un fraude montado en los últimos años. Pero es que, además, la propia dinámica de los acontecimientos sucedidos en torno a la tumba, el osario y los clavos también descartan un posible fraude. Repasemos los diferentes episodios de esta historia:

  1. Descubrimiento fortuito de la tumba durante unos trabajos de obras pública en 1990. En caso de fraude, habría sido algún comerciante de objetos arqueológico el que hubiese presentado los objetos.
  2. Tratamiento burocrático inicial del hallazgo y almacenamiento en los sótanos de la Autoridad de Antigüedades de Israel  (IAA)  en espera de análisis por parte de los expertos. Esto descarta cualquier posibilidad de lucro por parte de particulares. Y si no hay lucro, no tiene sentido el fraude.
  3. Análisis por expertos oficiales y constatación de que se trata de la tumba y osario de Caifás. Si sospechamos de fraudulentas las conclusiones de los expertos oficiales de la IAA, tendríamos que poner en cuestión todos los trabajos y descubrimientos realizados desde 1920 por este organismo y su predecesor (“El Departamento de Antigüedades del Mandato de Palestina”) desde 1920
  4. Desinterés por los clavos, y extravío en un laboratorio. Evidentemente, ningún traficante se tome el trabajo de montar un fraude se despreocupa del objeto principal del fraude sin conseguir rentabilizarlo previamente. El desinterés por los clavos, hasta el punto del extravío durante años es quizás la razón que más me hace descartar el fraude.
  5. Redescubrimiento casual de los clavos años más tarde por parte de Simcha Jacobovici a raíz de la lectura del informe de los arqueólogos que trabajaron inicialmente en la tumba de Caifás en 1990.

Así, pues, creo razonable descartar un posible fraude actual. Y ya hemos comentado en los posts anteriores que lo importante cara a la historicidad del relato bíblico es la intención de alguien del siglo I de colocar clavos de crucificado en la tumba de Caifás. Aun siendo lo más probable que los clavos fuesen los que atravesaron los puños de Jesús, no es descartable que por cualquier motivo aquella persona no pudiese acceder a los verdaderos clavos y pusiese los de otro crucificado. Pero esto es secundario y no restaría ni un ápice a la historicidad del relato bíblico.


Nota: Recordad que he sacado a colación este documental sobre los clavos encontados en la tumba de Caifás porque  recientemente especialistas de la Universidad de Tel Aviv (Israel), han publicado en la revista científica 'Archaeological Discovery', una contraverificación de las conclusiones que se sacaron en 2011. 

En este enlace puedes acceder a dicho informe en la revista científica "Archaeological Discovery"

Y en este otro enlace puedes visualizar el documental "Los clavos de la cruz"


 

<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

6.234.068 Páginas visitadas
1.388.667 Total visitas
≈416.600 Visitantes únicos

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode