La Biblia desde el siglo XXI

La apuesta de Pascal (1)

21.09.2020 00:00
Post siguiente -->

En los posts anteriores sobre “La fe del ateo” hemos visto que la cuestión de optar por un Dios Inteligente o por un cúmulo de casualidades muy afortunadas como origen y desarrollo de nuestro Universo es cuestión de fe, tanto por parte del teísta, como del ateo.

Y es que, ante una disyuntiva para la cual la razón no te muestra la mejor alternativa, ¿qué otra opción puedes considerar?

¿Qué tal la probar con la estrategia del jugador ventajista?

Aunque con retraso en el inicio del post para esta semana, tenía previsto tratar sobre los aspectos diferenciales entre el proselitismo ateo y el proselitismo cristiano (bíblico). Pero leyendo en la “Breve historia de la filosofía moderna” (de Roger Scruton, editado por RBA) llegué a la página 72, donde Roger explica la “apuesta de Pascal”.

No conocía yo esa argumentación de Pascal, aunque la idea es bastante obvia. De hecho, el primer post que escribí para la sección “Temas colaterales” trataba sobre esa idea, aunque con cierta variante. No consideraba yo un “cara y cruz” como se trata inicialmente en el argumento expuesto por Pascal en sus “Pensamientos”, sino en una "multitud de caras contra muy pocas cruces" (Pascal también considera un poco más adelante la posibilidad de una sola cruz frente a multitud de otras posibilidades).

Mi primera intención fue recuperar y actualizar aquel post de 2009, pero ya que los razonamientos difieren un poco, y dado que ligados a aquel post se hicieron algunos comentarios, he optado por dejarlo tal cual y escribir uno nuevo (Nota.- Por aquel entonces sí abría la opción de comentarios, pero la laboriosa gestión que me suponía me forzó a no incluirla: Como Webnode no ofrecía opciones de avisos de comentarios nuevos, estaba obligado a repasar toda las páginas para comprobar si había comentarios nuevos que solicitaran o merecieran respuesta).

Así, pues, repasemos la argumentación de Pascal:

 

La obligatoriedad apostar

Lo primero que deja claro Pascal es que no hay opción de eludir la apuesta: 

Una cosa es la posibilidad real de que exista Dios, o, por el contrario, que el artífice de toda la creación sea el azar. 

Pero cosa diferente es la opción que personalmente elija cada uno como cobertura intelectual para dar sentido a la realidad con la que se enfrenta y también como referente de actuación en la vida y sobre el cual rendir cuentas (evidentemente, el ateo poca consideración dará al azar como referente de actuación o como tribunal ante el que rendir cuentas). Y puesto que todos estamos obligados a vivir la vida, de forma consciente o inconsciente nos decantamos por aceptar o rechazar la idea de Dios. 

Los que conscientemente rechazan la idea de Dios son los ateos declarados, pero infinidad de personas ni se plantean la cuestión. Estas últimas, aunque “pasen” de realizar una elección consciente, en el fondo están rechazando la idea de Dios, porque ignorar una posible realidad tiene el mismo sentido práctico que si la rechazas. Y si se rechaza la idea de Dios, en el fondo se está eligiendo la otra alternativa: el azar, impersonal y sin más visos de realidad que la conceptualización que de él hemos hecho los seres humanos.

 

Las opciones de apuesta

Así, pues, Dios puede existir, pero tú puedes optar por vivir rechazando esa idea con todas las implicaciones que suponga. Y también pudiera ser que no exista Dios, que todo sea fruto de la casualidad, pero tú puedes considerar que hay una Inteligencia Suprema que originó y sustenta el Universo.

Pascal lo plantea así:

Examinemos, por lo tanto, este punto y digamos: "Dios existe, o no existe." Pero ¿hacia qué lado nos inclinaremos? La razón nada puede determinar acerca de esto: un caos infinito nos separa. Se juega un juego, en la extremidad de esa distancia infinita, en el que saldrá cara o cruz. ¿A qué apostaréis?

 

El balance de pérdida o ganancia

 

Pérdida o ganancia para el que apuesta porque Dios sí existe

Dejando de lado el aspecto intelectual de la cuestión (ya se parte de la idea de su inaccesibilidad), Pascal centra el interés de la apuesta en lo que llama “béatitude

La traducción al castellano de “béatitude” (beatitud) me da la impresión que no aporta una idea muy clara de a lo que se refería Pascal. Hoy día esa palabra casi no se usa, y prácticamente queda relegada al ámbito religioso. Evoca la idea de “beato”, santurrón. La versión disponible en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes traduce el término por “felicidad”, término que me parece más apropiado que el de beatitud, aunque opino que Pascal utilizaba el término “béatitude” en el sentido de serenidad, sosiego, paz interior. Traduciendo por felicidad, expresa Pascal:

Vuestra razón no se resiente si elige lo uno o lo otro, puesto que necesariamente hay que elegir. Punto aclarado.  Pero, ¿vuestra felicidad? Pesemos la ganancia y la pérdida, considerando "cruz" que Dios existe”.

Es razonable que Pascal plantee la elección en la posibilidad de que Dios realmente exista, puesto que era creyente, y supuesta esa elección, estos son los dos casos que se pueden dar:

  1. Que realmente Dios exista, con lo cual se gana.
  2. Que no exista Dios con lo cual se pierde

¿Pero qué se gana o pierde según cada posibilidad?

Explica Pascal que cuando se opta por creer que Dios existe, si realmente existe, la ganancia es total, puesto que el acierto supone entrar en la realidad de la existencia sobrenatural y las promesas futuras dadas a los creyentes. En cambio, si has optado por creer en Dios cuando en realidad no existe, las consecuencias no han supuesto ninguna pérdida: pasarás a la extinción y ni siquiera tendrás a ningún pelma que te recuerde la metedura de patas que cometiste en vida mientras creía en un Dios inexistente. Pascal lo expresa así:

Estimemos estos dos casos: si ganáis, ganáis todo; si perdéis, no perdéis nada”.

El corolario que desprende Pascal de su argumento es claro: “Optad, pues, porque exista [Dios] sin vacilar”.

 

Pérdida o ganancia para el que apuesta porque Dios no existe

Esta es una cuestión que no analizó Pascal, y quizás merezca la pena una reflexión. Pero no será en este post. Lo dejo para otra ocasión.

 

Lectura en linea del libro "Pensamientos" de Blaise Pascal.

Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

5.670.978 Páginas visitadas
1.200.392 Total visitas
≈360.117 Visitantes únicos

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode