La Biblia desde el siglo XXI

La “fe” del ateo (1)

23.08.2020 00:00
Post siguiente -->

Si te dijeran que una prestigiosa erudita norteamericana se refirió a un determinado grupo de 'creyentes' como "…secta religiosa minoritaria del siglo XX, dentro de las extensas creencias religiosas…”, ¿a qué grupo pensarías que se está refiriendo?

Si doy como pista el nombre de esa erudita es probable que no ayude mucho. Incluso podría despistar. Pero bueno, lo diré: se trata de la reputada bióloga Lynn Margulis, fallecida en 2011. Se puede leer algo de su biografía y sus trabajos en el enlace que he puesto en su nombre.

Si creo que podría despistar es porque Lynn Margulis fue considerada una de las principales figuras en el campo de la evolución biológica. Y claro, como desgraciadamente está muy extendida la idea de que cuando un científico se refiere a cuestiones religiosas es para denostar al cristianismo o a cualquier otro grupo religioso de creencias teas, cualquier otra opción difícilmente pasa por la imaginación.

Personalmente no he leído los trabajos de Margulis, pero en un post de xatakaciencia.com, el autor, Sergio Parra, la cita como ejemplo de lo que se consideran religiones seculares”. Escribe: “La bióloga estadounidense Lynn Margulis, por ejemplo, se ha referido al neodarwinismo como una "secta religiosa minoritaria del siglo XX, dentro de las extensas creencias religiosas de la biología anglosajona".

Así, pues, ahora está claro: también hay científicos, como Lynn Margulis”, que son conscientes de que por el simple hecho de renegar de Dios no se está libre de las ataduras psicológicas de la religiosidad, sean buenas o menos buenas. Aunque lamentablemente se manifiestan más bien las menos buenas, como el dogmatismo; quedando para el fuero interno del individuo la “fe” en creencias no demostrables objetivamente. (En la cita anterior he puesto en negrita parte del texto para destacar que es la doctora Margullis la que considera al neodarwinismo y a otras tendencias de la biología anglosajona como “creencias religiosas").          

Bien decía Chesterton: “Cuando los hombres no creen en Dios, creen en cualquier cosa”. Y esa es justo la idea que destaca Sergio Parra al inicio de su post: “Las ‘religiones’ seculares operan llenando el hueco que la religión o autoridad religiosa ha dejado”.

 

En “Ideas y creencias” marcó Ortega y Gasset con gran maestría la distinción entre lo que habitualmente se entiende por “idea” y lo que él segrega de ese vocablo para designarlo particularmente bajo el término de “creencia”. Cuando trata la diferencia entre la fe y la duda escribe “La fe cree que Dios existe, o que Dios no existe”. De esa forma equipara al que niega la existencia de Dios (ateo) con el que la afirma (“teísta”, porque llamarle creyente no sería lo propio cuando el ateo también es un creyente en la “no existencia de Dios”).

Refiriéndose a la creencia sustentada por la fe continúa Ortega: “Nos sitúa, pues, en una realidad, positiva o «negativa», pero inequívoca, y, por eso, al estar en ella nos sentimos colocados en algo estable” (sea creencia del "teísta" o del ateo). Esa estabilidad que proporciona la creencia es lo que jamás proporciona la duda, como también dejó claro Ortega: “En la duda se está como se está en un abismo, es decir, cayendo. Es, pues, la negación de la estabilidad. De pronto sentimos que bajo nuestras plantas falla la firmeza terrestre y nos pare-ce caer, caer en el vacío, sin poder valernos, sin poder hacer nada para afirmarnos, para vivir. Viene a ser como la muerte dentro de la vida, como asistir a la anulación de nuestra propia existencia”.

Así, pues, la fe no hace acepción de personas: sustenta sobre “creencias” tanto a creyentes teístas como a ateos. 


(¿Adivinas cual es el símbolo de los ateos?)

Al menos la fe con minúsculas, ese “mecanismo” de la psicología humana que de forma acrítica sustenta las creencias sobre las que los individuos nos acomodamos para enfrentarnos sensitivamente al mundo y sobre las que edificamos el conjunto de ideas que recibimos de otros o elaboramos por nosotros mismos. Es un don universal, como la lluvia, que cae sobre justos e injustos, o el Sol que sale tanto para buenos como para malos (Mateo 5:45). El que “predicando ateísmo” anuncie que sus proclamas brotan de la objetividad y la ciencia es un iluso que se engaña ignorando los fundamentos de su estructura ideológica o un sinvergüenza que pretende engañar a otros. (Me pregunto si cuando Pablo escribió a Timoteo quizás no tuviese también en mente a personajes como estos evangelistas del ateísmo. Lee 1ª Timoteo 4:1).

 

Lo bueno en dosis exageradas acaba siendo perjudicial; y es lo que sucede con esa estabilidad cuando el sujeto que la posee entroniza con jurisdicción universal la creencia sobre la que sustenta su estabilidad y firmeza. No sería malo si la entronización de su creencia quedase para el mismo sujeto, presidiendo y orientando su propia vida. Pero es perjudicial cuando pretende imponer los efectos de esa creencia en otros, bien sea por la fuerza (como se ha visto en grupos religiosos y también ateos [recordad los muchos regímenes de orientación comunista que han impuesto sus creencias por la fuerza] ), por la manipulación cognitiva (pensad en las muchas sectas llamadas destructivas), o por el fraude epistemológico, como entiendo yo que hace Richard Dawkins y otros divulgadores ateos. Y bueno, como parece ser que también entiende la doctora Margullis.

Reconozco que debiera explicar en qué sentido entiendo yo que son un fraude las divulgaciones de Dawkins y otros ateos, como Lawrence M. Krauss, del cual rebatí ampliamente la carta que difundió en la web de Dawkins pretendiendo refutar el artículo de Eric Metaxas en “The Wall Street Journal” sobre los cada vez más crecientes argumentos que la ciencia aporta a la hipótesis de una Inteligencia rectora del universo (puedes leer mi respuesta a Lawrence a partir del cuarto post de esta serie).  Y supongo que es fácil pensar que cualquier réplica que se haga a las proclamas ateas podrían ser aplicables a las realizadas por los creyentes cristianos, por lo que sería adecuado que me anticipara a aportando respuesta a esa reflexión. Pero ambas cuestiones las dejo para un próximo post.

El post antes mencionado de Sergio Parra en  xatakaciencia.com 

 

Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

5.670.978 Páginas visitadas
1.200.392 Total visitas
≈360.117 Visitantes únicos

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode