La Biblia desde el siglo XXI

Aún más indicios sobre la historicidad de Goliat (3)

22.11.2019 13:23
<- Primer post de esta serie (Si no has leído los post anteriores, te sugiero empieces por este primero)
<-  Post anterior  

Comentamos hace varias semanas el descubrimiento de resto de "gigantescas" edificaciones en la antigua ciudad de Gat, la del gigante Goliat. Y en el post anterior el error de su descubridor, el profesor Aren Maeir, de considerar dicho descubrimiento una justificación de relatos míticos en vez de considerarlos fundamentos de la historicidad bíblica.

Aclaramos en el anterior post el error de Maeir de juzgar e interpretar los escritos antiguos “desde una perspectiva actual”. Y mas concretamente nos centramos en la confusión de escenarios, es decir: interpretar que los antiguos escritores bíblicos contemplaban ante sus ojos los mismos restos que él ve actualmente en el siglo XXI. Queda hoy por aclarar el error de perspectiva, el de considerar que los antiguos escritores mantenían los mismos criterios que él a la hora de considerar a alguien gigante (o enano).

 

Grandes, ¿pero no gigantes?

Por las declaraciones de Maeir, está claro que los restos de personas que encontró cerca de las ruinas de los "gigantescos" edificios no cumplen los criterios de tamaño que Maeir atribuye a los gigantes. Declara que "No hay esqueletos de personas que sean más altas que los centros de la NBA". Desconozco el tamaño de Maeir, aunque por las fotos publicadas bien diría que en absoluto es una persona de baja estatura.


El profesor Aren Maeircon una vasija de cerveza filistea antigua y un vaso de  cerveza hecha con levadura recuperada.

... Quizás por eso sea muy exigente a la hora de considerar gigante a una persona. En esa linea, no es de extrañar las declaraciones que también recoge "The Jerusalem Post", “Cuando la gente ve restos de una arquitectura muy impresionante y dice: '¡Guau! ¿Cómo podría alguien haber construido eso? Una de las explicaciones que a veces ofrecen es: 'Esto debe haber sido hecho por gigantes del  pasado". Declaraciones que degradan claramente los relatos bíblicos sobre Goliat y otros gigantes de la categoría de historia, a la de simples mitos basados en especulaciones sobre el pasado (ya vimos en el anterior post lo errada que estaba dicha afirmación).

Ahora bien, el mero hecho de que establezca la comparación de tamaño de los restos encontrados con la estatura de los jugadores de la NBA induce a pensar que esos restos sí eran de talla considerable. Porque de lo contrario estaría fuera de lugar el modelo con el cual establece la comparación.

Pero aunque grandes, dichos restos no alcanzan para Maeir el suficiente tamaño como para considerarlos restos de gigantes.

En este punto me pregunto: ¿Cómo los calificaría yo?

O ¿cómo los calificarían personas de mi estatura (1,7)?

O ¿cómo los hubiesen calificado los israelitas de hace unos 3.000 años cuando se enfrentaron a los filisteos? ...

 

Los gigantes del siglo XIX

Lo que está claro es que el criterio de Maeir sobre la altura de un gigante dista mucho del que se tenía en la Europa en el siglo XIX.

Guiándonos por la referencia que el mismo Maeir establece para los restos humanos encontrados podemos evaluar la calificación de tamaño que hubiesen realizado hace tan solo 150 años (... y no digamos ya hace 3.000 años. Y por un pueblo recién salido de la esclavitud, con todas las deficiencias nutricionales que sus recientes antepasados sufrieron en Egipto por su condición de esclavos).

La referencia de Maeir en cifras:

Aunque no se han difundido las medidas concretas de los esqueleto encontrados, por la declaración de Maeir sabemos que "No hay esqueletos de personas que sean más altas que los centros de la NBA". Y precisamente por elegir Maeir a los jugadores de la NBA como referencia para comparar la estatura de los esqueletos, deducimos que esa altura no debía ser mucho menor que la de esos mismos jugadores (¿qué sentido tendría comparar con altos jugadores esqueletos de metro y medio?). Así, pues, ¿en qué orden de valor pueden estar esos esqueletos? Las estaturas de los Nabas pueden guiarnos:

Si consultas en Wikipedia la tabla de altura de los jugadores de la NBA (pincha aquí) verás que hay 26 que superan los 2,2 metros. Incluso dos superan los 2,3. Como hemos aclarado en el anterior párrafo, la leccción de los referentes de altura que escoje Maeir induce a pensar que los esqueletos son próximos a esas medidas.  Pues bien, en el siglo XIX, en Europa, a alguien de más de 2,1 m ya se le consideraba un gigante digno de ser exhibido por Europa y presentado ante los reyes de España, Francia, Portugal e Inglaterra.

Las cifras del gigante guipuzcoano:

Me refiero al Gigante de Alzo (Miguel Joaquín Eleizegu i Arteaga, 1818-1861), un guipuzcoano que no paró de crecer hasta su muerte a los 43 años, en 1861.

A su muerte medía 1,42 metros, pero ya mucho antes, y con menos altura, era considerado un gigante y exhibido por Europa. A los 29 años sus exhibiciones habían llegado hasta Portugal y Francia. Evidentemente, a esa edad no alcanzaba los 1,42 metros, puesto que su enfermedad le hacía crecer de forma continua.Entre las primeras exhibiciones en Francia y Portugal pasaron 14 años durante los cuales creció varios centímetros. En la iglesia de su pueblo, cuando el chico despuntaba en su gigantismo, comenzaron a marcar sus tallas en el muro exterior de la iglesia. Las medidas en metros fueron:

Primera marca: 2,10. Segunda marca: 2,24. Tercera marca: 2,35. Cuarta marca: 2,40.

Está claro que con sus 2 metros diez centímetros ya era considerado un gigante. De ahí el interés de comenzar a registras sus medidas. Y también está claro que bastante antes de que alcanzara los 2,42 metros a su muerte ya era un famoso gigante, pues “Cuando contaba con 29 años ya había visitado Portugal y Francia y existen documentos que acreditan que visitó en Madrid a Isabel II, en Francia al rey Luis Felipe, en Portugal a la reina María de la Gloria y en Inglaterra a Victoria I” (del museo Zumalakarregi). Lamentablemente las marcar registradas en la pared no tienen fecha, pero con 29 años aún tuvo otros 14 años más de crecimiento. Con lo que no es una especulación exagerada pensar que cuando comenzó su fama de gigante rondaba entre los dos metros diez y los dos metros treinta.


Marcas de las dimensiones corporales del gigante de Alzo, en la Iglesia de San Salvador
(de Wikipedia)

Los gigantes de hace 30 siglos

Así, pues, si hace siglo y medio una persona de unos 2,2 metros se le consideraba un gigante digno de exhibición, ¿porqué pensar que es imposible que los israelitas de hace 3000 años, al contemplar hombres de estatura similar a los restos que Maeir ha encontrado en Gat los considerasen gigantes? No hay duda que en el siglo XXI sí habrían sido considerados gigantes; como hemos visto más arriba respecto al gigante de Alzo. 

Aquellos israelitas no tuvieron que especular inventando explicaciones míticas como apunta Maeir que debieron pensar los antiguos (“Esto debe haber sido hecho por gigantes del  pasado"). Cobran perfecto sentido los comentarios de los espías enviados para reconocer la tierra prometida:

En Deuteronomio 1:28.- “Este pueblo es mayor y más alto que nosotros, las ciudades grandes y muradas hasta el cielo; y también vimos allí hijos de gigantes” (Lee Deuteronomio 1:19-28).

En Números 13:32,33.- “Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos” (Lee Números 13:25-33).

¿Y qué decir de Goliat, el gigante al que se enfrentó David? Era un gigante entre los gigantes, puesto que los filisteos lo sacaron como luchador destacado para desafiar a los israelitas: “Salió entonces del campamento de los filisteos un paladín, el cual se llamaba Goliat, de Gat, y tenía de altura seis codos y un palmo.” (1 Samuel 17:4. Lee todo el pasaje en 1 Samuel 17:1-53). Por un lado es lógico pensar que entre los filisteos sería de los más altos y aguerridos. De ahí su condición de paladín. Pero sobre su altura, también está claro que no medía lo mismo para los israelitas que para los Filisteos. Me refiero a que las medidas mencionadas en la Biblia  (6 codos y un palmo) son relativas, puesto que hacen referencia a la medida entre el codo y el final de la mano de un hombre “estándar” entre una población determinada (lee en Wikipedia). Y claro, por lo que hemos leído, los israelitas eran bastante más bajos que lo filisteos, por lo que sus codos y palmos eran más pequeños que los de sus enemigos.

Así, pues, cabe pensar, que el gigante de los gigantes, quizás no fuese mucho más alto que el gigante de Alzo. Pero lo que no cabe pensar es que fuese una invención mítica de escritores antiguos como sugiere  Maeir.

 

En resumen

Como síntesis de estos tres post, quede en la mente del lector que aquella tremenda puerta que descubrió hace unos cuatro años el mismos Profesor Maeir (lo comenté en este post) sólo fue el comienzo. Maeir aún no imaginaban que diría “este lugar todavía se las arregla para sorprenderme“. 

Y yo no imaginaba que se confirmaría la improbable conjetura con la que terminaba el post de hace 4 años: “Lo que ya sería una “ pasada” es que descubriesen otras puertas de gran tamaño (la de las viviendas de estos gigantes), y restos de huesos propios de seres gigantescos.

 

La noticia mencionada de  "The Jerusalem Post", 

 

<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

5.556.070 Páginas visitadas
1.176.748 Total visitas
≈353.024 Visitantes únicos

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode