La Biblia desde el siglo XXI

''A río revuelto, ganancia de pescadores''.

16.11.2018 00:00
Post siguiente -->

Sí, cuando las cosas están revueltas, confusas, existe la posibilidad de sacar beneficio. Y esto es lo que hacen los expertos en aprovecharse de la confusión. Este es el sentido del popular refrán que titula este post.

Los ámbitos donde se pueden aplicar la moraleja del refrán son muchos: política, comercio, economía en general y particularmente en las finanzas, con la bolsa como el "mejor río" para sacar provecho de los momentos turbulentos; aunque sólo los muy expertos saben hacerlo.

Y por lo que nos afecta en esta web, también en la arqueología y el periodismo. (Bueno, me refiero a la difusión en general, puesto que el concepto de periodismo se queda corto para los niveles de difusión que actualmente alcanzan las noticias a través de internet; sean estas rigurosas, erróneas, o sencillamente falsas).

En lo que respecta a la arqueología, no es preciso que se revuelvan mucho las aguas para que "los expertos" en sacar provecho se forren anunciando extraordinarios descubrimientos y/o vendiendo cantidad de objetos supuestamente antiquísimos. Y esto, utilizando cualquier medio, aunque sea ilícito. Lamentablemente para ellos, con las actuales técnicas de análisis, el "colar" esos fraudes se hace cada vez más difícil. Pero sólo si pretenden colar fraudes muy importantes, para los cuales surgirán instituciones y expertos con suficientes medios como para realizar los oportunos análisis que pongan de manifiesto los fraudes. Mientras que si no son muy ambiciosos, podrán embaucar a turistas y aficionados vendiéndoles supuestas piezas de "indiscutible antigüedad".

 

El "tirón" del eco mediático

En cambio, a los "divulgadores" les viene bien ("nos viene bien") que haya "movida". Sí, que las "aguas" que rodean a la noticia estén revueltas y generen eco mediático. Siempre será mejor "engancharse" a un carro que tira con fuerza que no a una carretilla con poca energía.

Por ejemplo, yo mismo: Me estoy "enganchando" a la noticia sobre la falsedad de los 5 manuscritos del museo de la Biblia de Washington, supuestamente provenientes de las cuevas de Qumrán.

Pues bien, al igual que yo, otros medios se han enganchado a esta noticia, pero con fines bien diferentes a los míos. En concreto, el de desprestigiar a la Biblia y a su historicidad.

¿Pero cuáles son mis objetivos al escribir este post?

 

Los objetivos de este post

“Des-dramatizar” las noticias sobre falsificaciones de objetos arqueológicos, por un lado. Y por otro...

Prevenir contra las falsificaciones (manipulaciones) de noticias sobre arqueología. Arqueología bíblica, en este caso.

 

Asumiendo la realidad de las falsificaciones

Siendo realistas, hay que reconocer que la falsificación es una práctica común en muchos ámbitos, incluida la arqueología. Ocupación que da muchos beneficios a los falsificadores y marchantes de antigüedades. Por eso es tan practicada. Pero que esta realidad no invalidad la utilidad de la arqueología ni la veracidad de sus descubrimientos. Es algo así como la cizaña que crece junto con el provechoso trigo. Es ilusorio esperar que las personas sin escrúpulos dejen de explotar las ventajas y posibilidades que ofrecen la mentira y el engaño.

Si bien es una lamentable realidad las falsificaciones en arqueología, lo cierto es que poco podemos hacer los legos en esta materia. Lo más, confiar en que los expertos y honrados descubran las verdaderas piezas que pueden dar testimonio de los acontecimientos históricos, y a la vez desenmascarar a los granujas que pretenden enriquecerse "fabricando" objetos para hacerlos pasar por antiguos.

 

Previniendo contra las manipulaciones informativas

Ahora bien, contra la falsificación o manipulación informativa sí que algo está en nuestra mano.

Lo primero, identificar “el cebo”

Supongo que con este símil de la pesca en río revuelto aplicado a la difusión mediática es fácil adivinar cuales son los cebos. Y si no lo adivinas, te lo digo yo: Los titulares de los artículos y de los posts.

Los titulares son importantísimos porque atraen el interés de los posibles lectores hacia el cuerpo del artículo que se quiere difundir. Cierto.

El riesgo del “Sólo Titulares”

Pero también es cierto que cuando hay superabundancia de información, se “pasa” de los contenidos, y los titulares toman el protagonismo absoluto desbancando al resto del contenido.

No conozco estadísticas al respecto, pero por mi propia experiencia y por los comentarios que oigo, un altísimo porcentaje de los artículos y post no son leídos más allá del titular. Y cuando digo altísimo porcentaje, estoy pensando mucho más allá del 50%.

Si hacemos caso a "Digital News Report", los internautas sólo leen los titulares (citado en clasesdeperiodismo.com). ¡Bueno, esto ya es mucho mucho más del 50%! Esto es el 100%. O lo que es lo mismo: Nadie se para a leer el contenido. Sólo se retienen los titulares

Yo no soy tan pesimista, y confío que haya algún pequeño porcentaje de casos en los que si se profundice en el contenido. Pero dado que no puedo aportar datos concretos, me conformo con apelar a tu propia experiencia: extrapola tus hábitos al resto de internautas y juzga tú mismo: ¿En cuántas ocasiones se va más allá del titular de un artículo o de un post en internet?

Conclusión: La realidad es que el titular deja su función de gancho para atraer al lector hacia el contenido del artículo, y se convierte en la noticia misma.

¿Esto es bueno o malo?

Lo bueno y lo malo de la renuncia al contenido

Si algo de bueno tiene esta realidad es el ahorro de tiempo que proporcionan los titulares bien construidos, pues como un “flash” pueden transmitir noticias e ideas de forma rápida y concreta. Algo así como los refranes y los aforismos bien pergeñados. Y es que lo que menos sobra hoy día es tiempo, justo cuando lo que más abunda, y de forma exagerada, es información.

Pero precisamente, por su misma brevedad, el titular es fácil y desvengozadamente manipulable conforme a los intereses de los divulgadores.

Además, manipulable con la descarada y despreocupada cobertura que otorga “la letra pequeña”. Sí, como en la publicidad engañosa, donde se destaca con letra bien grande lo que interesa que capte el lector, y se “oculta” con letra minúscula los aspectos que no interesa que descubra el posible cliente. Y es que, en nuestras actuales circunstancias de superabundancia de información y escaso tiempo para atenderla, es sencillo manipular el titular, y clarificar en el contenido. Claro, todos los lectores apresurados que no lleguen a leer el artículo completo (“la letra pequeña”) sólo retendrán la manipulación del titular:

 

Un ejemplo de titular malicioso.

Fue la lectura de un titular desvergonzadamente engañoso el que me animó a escribir este post. Y en mi ánimo está traéroslo y comentarlo, pero eso lo dejo para una segunda parte...

Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

4.539.313 Páginas visitadas
949.701 Total visitas
≈284.910 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode