La Biblia desde el siglo XXI

Cuando el ''DLE'' discrepa con la realidad...

01.02.2018 00:00
<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

En el anterior post analizamos las definiciones de "milagro" que incluían diversas ediciones del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Posterior a la publicación inicial del post actualicé la tabla con las definiciones tras conseguir las ediciones 19, 20, 21 y 22 del DLE (en las fechas de la publicación del post aún no las había conseguido). Con la edición 21ª pude comprobar que el cambio de enfoque en la definición se realizó en esa edición, en el año 1992 (¿Qué cosas pasarían por aquellas fechas?).

Recordad que hasta 1992, la definición de milagro se centraba en las características causales y perceptuales del hecho que pudiera ser milagroso. En cambio, a partir de 1992, con la 21ª edición, la definición se centra en el nivel de conocimiento ("relativo") que podamos tener del hecho. Consecuencia: Si se explicar el hecho recurriendo a las leyes naturales, no es milagro; si no lo puede explicar, entonces sí es milagro (repasa los post anteriores).

Aparte del cambio de enfoque en la definición, que según vimos en el post anterior es incoherente con lo que la misma RAE nos explica que debe ser una buena definición (ver Diccionario de la Lengua Española [DLER], 2ª acepción), me llama mucho la atención el empeño de sus autores de "coartar a la divinidad". O en todo caso, de redefinirla en sus atributos.

 

Lo que piensas, existe (conceptualmente, claro)

Aun suponiendo que Dios no existe realmente, al menos nadie negará su existencia como concepto, puesto que: el 100% de la humanidad tiene en su mente el "concepto de Dios" (al menos en occidente). Incluso los ateos: aun no creyendo en Dios, no pueden evitar albergar en su mente la noción de divinidad. Y es que resulta imposible negar algo de lo que no se tiene alguna idea en la mente.

Así, pues, aunque Dios no existiese, lo ciertos que sí existe entre los humanos el concepto de Dios, al cual se asocian una serie de atributos o características. Entre esas características está la "omnipotencia", la capacidad de hacer todo, incluso crear el universo. Pues bien, esta es la característica negada por parte de los autores de la actual definición de milagro.

Me explico:

Hasta 1992 el mismo diccionario de la RAE asociaba “milagro” a todo “Acto del poder divino, superior al orden natural...”, sin ningún tipo de “recortes”. En cambio, a partir de 1992 la nueva definición recorta el ámbito de los milagros solamente a lo no explicable. Evidentemente, esto  supone coartar la capacidad de Dios, dejándole actuar sólo al margen de las leyes naturales, es decir: rebajándo su "omnipotencia" (recuerda la actual definición de milagro: "Hecho no explicable por las leyes naturales..."). [Nota: En un post futuro veremos que las intervenciones divinas pueden ser “superiores al orden natural”, a la vez que son “explicables por las leyes naturales”].

 

¿Dios incapaz en  lo fácil?

¿Por qué Dios no puede actuar conforme a las leyes naturales?

O ciñéndonos sólo a la idea o concepto de Dios, para involucrar también a los ateos:

¿Por qué tenemos que cambiar el concepto de Dios para rebajarlo a un ser (aunque sea irreal) no omnipotente, incapaz de actuar conforme a las leyes naturales?

La respuesta a esta cuestión es... ¡Que no hay respuesta posible!

 

El "sin sentido" de ir contra el buen sentido

En el fondo, aunque la he planteado yo, es una pregunta absurda, sin sentido. Y a una pregunta que no tiene sentido no se le puede contestar con sentido.

Es tanto como preguntar ¿Por qué el sol no puede alumbrar?

El preguntar sobre las causas de una falsedad es absurdo, salvo que esperes por respuesta otro absurdo u otra falsedad. No te puedo responder a la pregunta de por qué el sol no puede alumbrar, porque realmente el sol sí puede alumbrar; y de hecho lo viene haciendo desde hace unos cuantos miles de millones de años.

Igualmente, no es posible contestar a la pregunta de por qué Dios no puede actuar conforme a las leyes naturales porque es falso que no pueda hacerlo. Si puede actuar al margen de las leyes naturales, con mucha más razón podrá hacerlo conforme a esas leyes. Si nosotros los humanos podemos actuar conforme a esas leyes, con mucha más razón lo podrá hacer Dios.         

 

El "sin sentido" de condicionar los milagros

Me dirás: “Tú mismo has hecho la pregunta. Si sabias que no tiene respuesta con sentido, ¿por qué la planteas?".

Cierto, la he hecho yo mismo. Y espero que te hayas dado cuenta de lo absurda que es.

Tan absurda como absurda es lo que implica la actual definición de la RAE para el  vocablo “milagro”: que Dios no puede actuar conforme a las leyes naturales.

Es falso que Dios no pueda actuar conforme a ellas, por lo tanto, es absurdo excluir de la definición todos aquellos hechos, que pudiendo ser originados por Dios, están en coherencia con dichas leyes. Y si están en coherencia con las leyes naturales, podrán ser explicados en función de ellas aun siendo causados por Dios.

 

RAE: Suspenso por falsedad, o por incoherencia

Conclusión: La definición dada por la RAE es falsa, puesto que Dios sí puede actuar conforme a las leyes naturales. Y si Dios realmente no existiese, al menos sería incoherente con el concepto de Dios que manejamos en occidente: Ser omnipotente.

Nota_ Estaba aún redactando las anteriores frases cuando me asaltó la duda: ¿Puede una definición ser falsa? Tengo claro que a una definición se le puede considerar "mala", incorrecta, incompleta, inadecuada,... ¿Pero falsa?  Tras consultar varios diccionarios, no sólo las mantuve tal cual, sino que tomé notas para ahondar en el tema cuando toque ver las implicaciones del cambio de enfoque que la RAE ha hecho en la definición de “milagro”.

 

Una posible dificultad

Por otra parte, quizás estés pensado: “Si Dios actúa conforme a las leyes naturales, no hay forma de distinguir cuales son los casos en los que Dios está detrás, obrando milagrosamente”.

Es bastante razonable esa afirmación, pero no lo suficiente; puesto que en realidad es falsa. De hecho, tengo pendiente esa cuestión. Pendiente, no por difícil, sino por encaje entre los post sobre este asunto. Pero llegará. Espero que cuando leas ese post tengas la suficiente objetividad como para entender que los mismos principios que se usan en la investigación científica, criminal o periodística siguen siendo válidos cuando tratamos este tipo de asuntos que involucran a la inteligencia Suprema.

 

<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

4.254.796 Páginas visitadas
862.560 Total visitas
≈258.767 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode