La Biblia desde el siglo XXI

Escribiendo por doquier (7)

<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

La última semana que traté con la serie "escribiendo por doquier" dejé sin terminar el post: "Aplicaciones para recopilar la información y las ideas". Me explayé tanto con la introducción y con Evernote, que sin pretenderlo dupliqué el objetivo de palabras que procuro no sobrepasar en exceso.

A estas alturas descarto comentar algunas otras aplicaciones en la línea de Evernote que también he probado. Pero lo que no me perdonaría como promotor de biblicamente.org sería no dedicar un post a las aplicaciones bíblicas que permiten introducir notas personales en los versículos. Así que, vamos a ello:

 

Como a estas alturas de la serie probáblemente ya se habrá perdido la visión de conjunto, me ha parecido oportuno incluir un esquema de lo ya tratado:
1. Apología de las nuevas tecnologías
2. Sobre el Hard, o las cosas físicas
3. Sobre las aplicaciones
3.1. El sistema operativo
3.2. Aplicaciones para introducir texto
3.3. Aplicaciones para la redacción y edición de textos
3.4. Aplicaciones para recopilar las ideas y la información
3.4.1.Evernote

3.4.2.Aplicaciones para añadir notas a versículos bíblicos
3.4.2.1.“MicroBiblia”, en la “prehistoria” de la era digital
3.4.2.2.e-Sword / MySword Bible
3.4.2.3. YouVersion

 

3.4.2. Aplicaciones para añadir notas a versículos bíblicos
3.4.2.1.“MicroBiblia”, en la “prehistoria” de la era digital

Para seguir un orden cronológico de mi experiencia, comenzaré por la más antigua. Y también la más frustrante a la larga, que no al principio. Y la que posiblemente escoró mi opinión sobre las anotaciones en los versículos de las aplicaciones bíblicas.

Empecé con un programa para la lectura, búsquedas y anotaciones bíblicas en los tiempos del MSDOS y los disquetes de 5 1/4". Creo recordar que se llamaba “MicroBiblia”. Durante mucho tiempo estuve utilizándolo y añadiéndole muchas notas en los versículos que me evocaban ideas merecedoras de ser retenidas.  Y sinceramente estaba encantado con la posibilidad de fijar mis pensamientos junto a los versículos que me los inducían.

La prudencia ante imprevistos informáticos

Y claro, como prudente usuario de la informática, realizaba copias de seguridad periódicamente para evitar las pérdidas de datos por cualquiera de las múltiples causas con las que te sorprenden los ordenadores. No sólo de la aplicación de sobre la Biblia, sino de todos mis ficheros. 

Estaba tan obsesionado por la seguridad de mis ficheros que hacía copias en 3 soportes; alternando las copias. Esto para evitar que ante el descubrimiento de un fichero corrupto me llevase la sorpresa de que cuando se realizó la última copia de seguridad el fichero ya estuviese corrupto y, por tanto, de nada sirviese el fichero de seguridad (como imaginarás, sufrí este tipo de frustraciones en más de una ocasión).

La gota que colmó el vaso: “Desastre” informático

Pues bien llegó el momento de tener que recuperar toda la información salvaguardada: el "deceso" del disco duro. 

Afortunadamente allí estaban mis discos cuidadosamente tratados y periódicamente  utilizados para realizar salvaguardas (raramente para hacer restauraciones). Y lógicamente, pude recuperar todos mis ficheros, incluidos ficheros de programas. Todos salvo los ficheros ejecutables (.EXE) de la aplicación para la lectura y anotación de la Biblia. No he llegado a entender la razón, pues ninguna de las 3 copias de salvaguarda tenía los ejecutables del programa de la Biblia. Aclaro que el  programa no tenía anti copia, era de libre circulación y aceptaba donativos (al menos así consiguí yo mi copia).  Por otra parte, también hacía salvaguarda de otros programas completos, y en ninguno de ellos se perdieron los ejecutables.

El contenido del vaso lleno

Ese "desastre" se acumuló junto a una cierta insatisfacción que ya arrastraba a pesar de que continuaba añadiendo notas. 

Esta otra insatisfacción crecía en la medida que acumulaba notas dispersas por diferentes versículos. Porque ciertamente era gratificante llegar a un versículo y poder leer la idea que meses o años atrás me sugirió su lectura. 

Pero por contra, resultaba muy difíciles y laborioso recuperar las notas escritas sobre un tema en particular, cuyas anotaciones bien podrían estar dispersas entre muchos versículos.

Tras revisar repetidamente los discos de salvaguarda, y una vez convencido de que me era imposible restaurar la aplicación, me dediqué a rebuscar entre la infinidad de directorios que la aplicación había generado mientras la usé. Tras bastantes horas localicé todos los ficheros de texto generados por la aplicación para conservar las anotaciones personales. 

Una vez recuperadas todas las notas, deseché la idea de buscar otra aplicación similar que me permitiese anotar directamente en los versículos. No tanto por miedo a repetir la desgraciada incidencia, sino más bien para solventar definitivamente la insatisfacción de no poder realizar búsquedas para localizar notas sobre una misma temática, pero dispersas entre diversos versículos bíblicos.

La alternativa a la anotación directa sobre versículos

Por aquellos tiempos usaba Kenosys para recopilar las notas no asociadas a versículos. Así que decidir incluir mis comentarios a la Biblia también en la base de datos con el resto de anotaciones. 

Todo un éxito. El viejo refrán castellano "No hay mal que por bien no venga" vino a confirmarse en mi caso. Con la inclusión de los comentarios bíblicos en la base documental junto al resto de notas no sólo remedié la pérdida de la aplicación bíblica, sino que gané la posibilidad de gestionar el conjunto de comentarios bíblicos con palabras claves. Sólo encontré un inconveniente, que a la larga también terminé de solventarlo con suficiente satisfacción. Lo explico, así como la solución que encontré:

El inconveniente

El inconveniente no era otro que la ausencia de orden entre los comentarios  bíblicos. 

El hecho de poder utilizar palabras claves para localizar anotaciones de un “saco” repleto de ellas, pero sin orden ni concierto, es un logro verdaderamente útil. Pero este tipo de búsquedad no siempre es lo más adecuado para salir airoso entre multitud de anotaciones. Puedes tener anotaciones viejas de las que el vago recuerdo que queda (si aún queda) no permite escoger palabras adecuadas para localizarlas por descriptores o por cualquier otra palabra del texto.  

Ahora bien, si entre el conjunto de anotaciones puedes “navegar” siguiendo algún tipo de “mapa” es muy probable que encuentres lo que vagamente intuías. Cuando digo “mapas”, me refiero a cualquier solución que te permita ubicar aproximadamente lo que buscas. 

Ejemplos de “mapas”: 

  • Esquemas temáticos (como los índices de libros) cuando las anotaciones corresponden a un conjunto homogéneo en lo que a la temática se refiere. 
  • El socorrido el “esquema” cronológico, del que los diarios personales son un buen ejemplo. 
  • Las clasificaciones bibliográficas que usan los bibliotecarios para “navegar” entre multitud de estantes y libros. 
  • Y, ¡cómo no!, también el que todos los lectores de la Biblia utilizamos cuando no se recuerda el detalle de algún versículo concreto: la clasificación de los libros bíblicos, con la sub-clasificación en capítulos y versículos. 

Este último “mapa”, el  del contenido de la Biblia, lo podía utilizar cuando las notas estaban añadidas a los mismos versículos de la aplicación bíblica. Pero tras desligar los comentarios de sus versículos, la posibilidad de “navegar” entre libros y capítulos para localizar notas asociadas a versículo desapareció.

La solución

Para compensar esa deficiencia comencé a numerar los títulos de las notas sobre versículos. El objetivo era conseguir una ordenación de notas coherente con la clasificación de libros de la Biblia. No me servía el colocar la referencia del versículo al inicio del título, porque  con ello las notas no quedarían clasificadas en el mismo orden que llevan los libros de la Biblia. Por ejemplo: un comentario a Romanos 12:2 (Rom 12:02) quedaría detrás de otro sobre Gálatas 3:11 (Gal 03:11), puesto que al ordenar alfabéticamente la R queda detrás de la G. Con ese tipo de solución, la ordenación tradicional de libros, a la que todos estamos habituados, de nada serviría para localizar notas.

En vez de comenzar con la sigla del libro, pude haber utilizado como inicio del título el número de posición de cada libro en el índice de la Biblia (Génesis el 1, Éxodo el 2,..., Salmos el 19,...). Esta solución sí permitiría buscar notas siguiendo el "mapa" de la ordenación tradicional de libros...

Pero descarté esa solución, puesto que no me veía capaz de recordar la correspondencia entre el número de un determinado libro y su título. Considere que una codificación por tipos de libros me ayudaría a memorizar, así que me inspiré en  las clasificaciones bibliográficas y confeccioné una clasificación que mantenía cierta coherencia con las agrupaciones de libros que encontramos en la Biblia: Pentateuco, históricos, cartas de Pablo, etc.

Con esta solución ya me veía capaz de manejarme “de memoria” entre los diferentes códigos: Para numerar el título de un comentario a Levítico, dado que pertenece al Pentateuco, el primer dígito será "2" (común para todos los libros del Pentateuco), y el segundo "3", puesto que Levítico es el tercer libro del Pentateuco. Si se trata del Evangelio de Juan, comienza por 7   (por ser libro histórico del nuevo testamento)   y le sigue el 4   (por ser el cuarto de los libros históricos).  Para los libros compuestos añado un tercer dígito. Ejemplo: 821 para 1ª de Corintios y 822 para 2ª Corintios.

 ¿Fácil de recordar? Al menos para mí, mejor que la otra opción, pues el mantener una cierta lógica entre la estructura de libros y la de códigos numéricos me facilita las cosas.

Evidentemente, con eso que acabo de explicar sólo clasifico los libros. A continuación es preciso añadir cifras para los capítulos y versículos. Por ejemplo: la paráfrasis que hice para entender el inicio del capítulo 5 de Romanos la incluyo entre mis notas con el siguiente título: “810.05.01 Romanos 5:1-11 Paráfrasis”. El número inicial, 810, es el indicativo de la epístola a los Romanos. El “05”, el capítulo; y el “01” el primer versículo. De esa forma, además de poder localizar notas por sus descriptores o por palabras del texto, también puedo “navegar” entre ellas según la ordenación de los libros y versículos de la Biblia. Simplemente ordenando las notas por el título; en orden creciente.

Si antes Knosys, ahora Evernote

Naturalmente, todo lo que apliqué con Knosys ahora lo puedo hacer con Evernote: la base documental que utilizo y que comenté en el post anterior. Además, con un valor añadido: la disponibilidad de las notas en cualquiera de los terminales que uso (portátil, teléfono y tableta y cualquier otro ordenador que se tercie, mediante la aplicación web de Evernote). Dedico una carpeta (libreta en la "jerga" de Evernote)  a las anotaciones sobre versículos y comparto las palabras claves usadas también en otras libretas con temas de escritura. Y confío que, o bien con la aplicación de escritorio, con la tableta, el teléfono o con la página Web pueda recuperar las notas en caso de “desastre” en alguno de mis “terminales”. Aun así, yo previsor, exporto de vez en cuando mis notas de Evernote a fichero ENEX. Por si acaso... No sea que en Evernote suceda algo similar al desastré que ha provocado Marco Masarla.

 

Pero bueno, como huyo del dogmatismo, no pretendo vender la opción de anotar los versículos bíblicos al margen de la misma Biblia. Así que también os comento las dos aplicaciones actuales con las que he podido “salsear” un poco, aunque sin decantarme nuevamente por anotar directamente en los versículos de la Biblia.

 

3.4.2.2.e-Sword / MySword Bible

MySword ya la comenté en el primer post de esta seria a propósito de su utilidad para la lectura en voz alta de los libros de la Biblia. Funciona bajo Android.

e-Sword es la aplicación “hermana mayor”, que corre en equipos de sobremesa o portátiles.

Ambas permiten realizar anotaciones personales a los diferentes versículos a fin de poder consultarlos junto con la infinidad de libros que se pueden añadir a la biblioteca de comentarios y diccionarios del "mundo" e-Sword/MySword.

Aunque utilizo bastante e-Sword para lectura, búsquedas  y consultas de diccionarios o comentarios, no he profundizado en sus posibilidades para la anotación personales a los versículos.  Ni tampoco en MySword.

Pero dado que en el fondo son dos aplicaciones distintas en diferentes plataformas, y sin un servidor común para mantener las anotaciones en la "nube", no creo que las anotaciones realizadas con e-Sword bajo el sistema operativo del ordenador de sobremesa o el portátil sean accesibles en el teléfono o la Tablet. De ser ciertos mis temores, se descarta este par de aplicaciones como útil para recopilar notas asociadas a los versículos si es que se pretende “escribir por doquier” disponiendo de todo el material personal en cualquier lugar y circunstancia.

Por lo demás, he de insistir que son aplicaciones estupendas. Son mi recomendación personal, ya que yomismo las  uso habitualmente y me dan plena satisfacción para el resto de mis necesidades: lectura “por los ojos”, lectura “por los oídos”, consulta de comentarios, de diccionarios, búsquedas de textos bíblicos,..

Enlace a la web de e-Sword. (Nota: Esa es la web original en inglés. Pero puedes descargar la aplicación y posteriormente descargar un fichero para traducir los menús. Por otra parte, hay infinidad de páginas con multitud de libros, comentarios, diccionarios, etc. en castellano)

Enlace a la app de MySword.

 

3.4.2.3. YouVersion

El inconveniente de la pareja e-Sword/MySword (la imposibilidad de acceder a los comentarios realizados desde cualquier plataforma) está solventado en esta otra aplicación: YouVersion. Permite realizar o consultar tus comentarios personales desde el ordenador, teléfono o tablera. Por el contrario, no dispone de libros de comentarios como MySword/e-Sword.

Estuve utilizándola en el teléfono por más de un año para mis lecturas bíblicas y he de reconocer que me gustaban los planes de lecturas que incluía. También realicé algún comentario para probar esta utilidad (Pueden ser privados o públicos, como decida el usuario). El hecho de que por aquellas fechas sólo podía usarse on-line, y puesto que no disponía de libros de comentarios asociados al estilo de MySword me decidí a sustituirla por MySword en el teléfono y la tableta (en el ordenador ya havía mucho que utilizaba e-Sword).

Así, pues, si lo que buscas es la opción de añadir comentarios a los versículos que te inspiran, y quieres hacerlo “por doquier”, YouVersion es tu opción.

Enlace a la app de YouVersion

Enlace a la web de YouVersion 

 

CODIFICACION NOMBRES DE LIBROS DE LA BIBLIA

0      BIBLIA EN GENERAL     
10     ANTIGUO TESTAMENTO
20     PENTATEUCO            
21  Gen GENESIS
22  Exo EXODO                 
23  Lev LEVITICO
24  Num NUMEROS               
25  Deu DEUTERONOMIO
30  RESTO HISTORICOS AT       
31  Jos JOSUE
32  Jue JUECES                
33  Rut RUT
341 1Sa 1º SAMUEL             
342 2Sa 2º SAMUEL
351 1Re 1º REYES              
352 2Re 2º REYES
361 1Cr 1º CRÓNICAS           
362 2Cr 2º CRONICAS
37  Esd ESDRAS                 
38  Neh NEHEMIAS
39  Est ESTER                 
40  POETICOS
41  Job JOB                   
42  Sal SALMOS
43  Pro PROVERBIOS            
44  Ecl ECLESIASTES
45  Can CANTARES              
50  PROFETICOS
51  Isa ISAIAS                
52  Jer JEREMIAS
53  Lam LAMENTACIONES         
54  Eze EZEQUIEL
55  Dan DANIEL                
561 Ose OSEAS
562 Joe JOEL                 
563 Amo AMOS
571 Abd ABDIAS               
572 Jon JONAS
573 Miq MIQUEAS              
581 Nau NAUM
582 Hab HABACUC               
583 Sof SOFONIAS
591 Hag HAGEO                
592 Zac ZACARIAS
593 Mal MALAQUIAS            
60  NUEVO TESTAMENTO          
70  LIBROS HISTORICOS NT
71  Mat MATEOS                
72  Mar MARCOS
73  Luc LUCAS                 
74  Jua JUAN
75  Hec HECHOS APOSTOLES      
80  EPISTOLAS PABLO
81  Rom ROMANOS               
82  CORINTIOS
821 1Co 1ª CORINTIOS          
822 2Co 2ª CORINTIOS
83  Gal GALATAS               
84  Efe EFESIOS
85  Fil FILIPENSES            
86  Col COLOSENSES
871 1Te 1ª TESALONICENSES     
872 2Te 2ª TESALONICENSES
881 1Ti 1ª TIMOTEO            
882 2Ti 2ª TIMOTEO
891 Tit TITO                 
892 Fim FILEMON
90   RESTO EPISTOLAS NT       
91  Heb HEBREOS
92  San SANTIAGO              
931 1Pe 1ª PEDRO
932  2Pe 2ª PEDRO                
941 1Ju 1ª JUAN
942 2Ju 2ª JUAN                
943 3Ju 3ª JUAN
95 Jud JUDAS                 
99 Apo APOCALIPSIS
 

<-- Primer post de esta serie
<-- Post anterior Post siguiente -->

 

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.618.199 Páginas visitadas
788.281 Total visitas
≈237.417 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode