La Biblia desde el siglo XXI

Dietas espirituales y Biblia

Dietas espirituales y Biblia

22/02/2010

“Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.” Lc 4:4.


(Una colaboración de Miguel Sanz)

Recientemente se ha visto en televisión un orgulloso padre con su hijo. El hombre es un afamado luchador de sumo, esa modalidad de lucha japonesa que, entre otras cosas, requiere que sus practicantes ingieran enormes cantidades de comida.

Pues bien, el buen señor mostraba satisfecho sus increíbles michelines y no solo los suyos sino también los de su retoño. Ambos lucían como héroes, felices en su oronda hermosura, era difícil saber quien estaba más orgulloso de quien.

¿Será posible que este caballero esté convencido de las bondades de su dieta, de la superioridad de ésta frente a otras?

Tal vez sí. Sin embargo debería tener mucho cuidado si un día decide promocionarla en España, quizás sería acusado y detenido, llevado a juicio y, quién sabe, un juez podría retirarle la custodia de su hijo por maltrato.

Hay quien no se conforma si no desayuna su buena chuleta "de kilo", oportunamente acompañada y regada, y así el resto del día. Y hay quien en su “enfermedad” rechaza ser alimentado. Sin embargo hay quien prefiere una dieta más modesta y ciertamente más sana. ¿Por qué habría que condenar, o siquiera juzgar a alguien por sus convicciones y prácticas alimenticias?

Con las convicciones y prácticas religiosas sucede algo parecido. Lo que para unos es sublime, para otros puede ser la más asquerosa aberración. Así, habrá quien de buena mañana se desayune con un complicado ritual religioso y durante el resto del día suma y sigue sin excluir ejercicios de mortificación física; todo, por supuesto, como sincera expresión de sus más íntimas convicciones. En el extremo opuesto estarían aquellos que practican una especie de anorexia espiritual: si alguna vez llegan a ingerir por equivocación una mínima cantidad de sustancia religiosa, inmediatamente harán lo que sea para vomitarla.

¿Habrá una dieta religiosa sensata? 

Sí. Si hemos de creer a Jesús de Nazaret, hay una dieta aparentemente más modesta pero equilibrada, perfecta para nutrir de forma debida la dimensión espiritual de una persona. Es básica y suficiente, es aquella consistente en toda la Palabra de Dios, solo la Palabra de Dios y nada más que la Palabra de Dios, la Biblia. “Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.” (Lc 4:4).

Esta receta no es, desde luego, original del Señor. Hacía siglos que los judíos la aprendieron de labios del mismo Moisés. Cosa distinta es si siguieron su recomendación o si la “enriquecieron” con su creatividad religiosa.

Un ejemplo claro de enriquecimiento, es lo que se ha divulgado sobre la dieta espiritual de cierto Papa; me refiero a los ayunos, penitencias y mortificaciones físicas, que complementaban los múltiples rituales diarios que seguía como primer católico que era, todo ello es buena muestra de una dieta espiritual hipercalórica, cuya salubridad espiritual es, cuando menos, discutible, aunque a algunos les encante. Ese "estilo" es el aconsejado por la religión. Sus seguidores se ven, espiritualmente hablando, como luchadores de sumo, relucientes, admirados, imitados…

El ejemplo opuesto lo vemos en el sr. Rodríguez Zapatero. Me pregunto si su participación en el "Desayuno Nacional de Oración" no se le habrá atragantado, dada la anorexia espiritual que parece practicar. Quisiera equivocarme, pero me lo imagino en su intimidad introduciéndose los dedos en la garganta hasta provocarse el vómito.

No es mi intención condenar a nadie, ni siquiera juzgar la dieta espiritual de nadie. Cada uno es muy libre de seguir lo que prefiera. Pero ¿hay una dieta espiritual más fiable? - Sí. En opinión de Pablo de Tarso, hay una dieta mejor: “Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” 2ª Tm 3:14-17.


Ir al inicio de este artículo.

 

Comentarios

Fecha 08.03.2010
Por LUIS MENDOZA FRANCO
Asunto QUIERO SABER

EXISTIERON LOS ANIMALES PREHISTORICOS, QUIERO SABER SI LA BIBLIA LOS MENCIONA.


Fecha 08.03.2010
Por Miguel Sanz
Asunto Re: QUIERO SABER

Luis: Aunque tu pregunta no tiene que ver directamente con "Dietas espirituales y Biblia" te diré que, en mi modesta opinión, todo lo que se dice en la Biblia sobre "prehistoria" se reduce a los 25 primeros versículos (Génesis 1:1-25), a partir del v. 26 aparece el hombre y en sentido elemental comienza la historia. Así pues, todos esos animales, plantas, etcétera, podrían considerarse "prehistóricos". Recibe un cordial saludo Miguel S. Leer más: http://biblicamente.webnode.com/products/100221-dietas-espirituales-y-biblia/

 

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.828.048 Páginas visitadas
815.528 Total visitas
≈244.658 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode