La Biblia desde el siglo XXI

¡La verdad os hará libres!... ¿Derecho a la verdad?

17.10.2008 00:00

“… y la verdad os hará libres”. Son palabras de Jesús que puedes encontrar en la Biblia (Juan 8:32). Te animo a leer desde el versículo 30 hasta el 51, o incluso más. No tiene desperdicio. Yo, en lo que escribo a continuación solo me fijaré en la relación que se establece entre la verdad y la libertad, cuestión que me ronda la cabeza cada vez que enchufo la tele o la radio, leo el periódico o me conecto a Internet.

¿Es posible la libertad en un entorno de mentira y engaño?

En una sociedad que tiene en la libertad uno de sus principales “iconos”, cuesta imaginar que algo tan apreciado pueda estar condicionada a algo tan poco asequible, como la verdad. ¿Será cierta la afirmación de Jesús? ¿o cabe la posibilidad de que sea posible la libertad aún estando rodeado de mentira y engaño?

Al menos reconozco que sí es posible vivir la "ficción de la libertad" estando rodeados de mentira y engaño. En el fondo, “ojos que no ven, corazón que no siente”; por lo que a efectos prácticos, tanto da vivir en la verdad como en el engaño; en cualquier caso, siempre tendremos la “ilusión” de la libertad.

Pero, ¿cómo reaccionarías si por un momento descubrieses que has vivido engañado? ¿Te consolarías pensado: “¡que me quiten lo bailado!;  ya que mientras estuve en el engaño y disfruté la ilusión de libertad fui feliz"? 

¿Cómo se relaciona la verdad con la libertad?

¿Cómo es posible  que la libertad dependa de la verdad? 

Si entendemos por libertad la capacidad y posibilidad de elegir, la dependencia está clara: no podrás elegir acertadamente si no estás bien informado. Así, pues, es imprescindible que la información que te suministren sea la correcta, es decir, la “verdadera”.  Si te informan erróneamente, te mienten o te engañan, tomarás decisiones que jamás  hubieses tomado de haber contado con la información “verdadera”;  aunque nunca llegues a ser consciente de que habrías elegido de otro modo de haber estado bien informado.

¿Qué abunda en nuestros medios de comunicación: verdad, mentira, engaño, ficción,…?

Supongo que la mayoría estará de acuerdo que lo que más abunda no es precisamente la verdad. Sería imposible que noticias totalmente contradictorias fuesen ambas verdaderas. Y la realidad cotidiana es que, dependiendo de los medios a los que atiendas, la selección de noticias y los enfoques de estas serán totalmente diferentes; incluso contradictorios.

«¡Menos mal que “nosotros” somos más listos! “Nosotros” sabemos elegir bien. Los medios a los que habitualmente atendemos son los que realmente cuentan “la verdad”. Son los “otros medios” los que siempre mienten, sobre todo en campaña electoral.»

No es broma: ¡Hay gente que cree lo que acabas de leer!

¿Derecho a la verdad?

Vivimos en una sociedad en la que uno de sus principales valores es la libertad; y paradójicamente adolece de unos de los condicionantes básicos para que ésta libertad se pueda dar. Si no hay verdad, no es posible la “verdadera” libertad.

Y las paradojas no terminan aquí. También es paradójico que un sistema jurídico tan garantista como el nuestro no considere que la verdad sea un derecho de los ciudadanos. Si lees la constitución encontrarás que tienes  multitud de derechos: a la vivienda, al honor, a la intimidad, al trabajo, a la residencia,… En cambio, no verás escrito que tengas ningún “derecho a la verdad”. Es más, la palabra "verdad" ni siquiera aparece en el texto constitucional. 

Cuestión para meditar: Si no se nos reconoce el derecho a la verdad, ¿qué garantías tenemos de que el resto de derechos tan publicitados no sean más que mentiras?

Reflexionando sobre las paradojas.

¿Serán estas paradojas muestra de la consideración que tenemos en nuestra sociedad con respecto a la verdad?

En la sección “Presentaciones” se enfatiza que de la Biblia se desprenden valores capaces de construir sociedades justas y de elevados niveles de bienestar generalizado. No afirmo que sin la Biblia no se puedan lograr sociedades justas. Pero sí me pregunto cual habría sido el tratamiento dado a la verdad en la constitución española por los padres de nuestro texto constitucional, de haber estado ellos “empapados” de la cultura de la Biblia.

En cambio, no necesito preguntarme por cuál sea la realidad actual en nuestra sociedad. No,  porque soy testigo del tratamiento informativo que se da a cualquier tema que tenga intereses político o económico. Y concluyo que no elegimos libremente porque no somos informados “verdaderamente”.

Reivindico el “derecho a la verdad”, como un derecho constitucional necesario para poder ejercer de forma efectiva la libertad.

Aunque sólo sea como testimonio de valor y convicción social, entiendo que el derecho a la verdad debiera de recogerse en nuestro texto constitucional. Quizás eso contribuyese a que el respeto por la verdad fuese calando en todos los ámbitos sociales: político, comercial, empresarial, educativo…

 

Artículo de temática relacionada: Matizando la mentira y el engaño.

 

Ir al inicio de este artículo.

 

Comentarios al artículo: ¡La verdad os hará libres!... ¿Derecho a la verdad?

Fecha 19.05.2011
Por edwin florez.A
Asunto la verdad

la verdad es jesucristo como dice en san juan 1: 1 ese vervo se hizo carne la verdad son los mandamientos cuando pregunta jesu y dice el que me ama es aquel que guarda mis mandamientos dtb .

Fecha 21.12.2010
Por Promotor de BíblicaMente
Asunto Sobre el artículo 20.1.d de la constitución

El artículo 20.1.d de la constitución dice que «Se reconocen y protegen los derechos: ... A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión.»
Sobre dicho artículo realiza Garapsu en el blog de Josué Ferrer un comentario que por la relación que tiene con el artículo de esta página lo transcribo a continuación:
... Tengo derecho a «recibir “libremente” información veraz». Pero si por parte del comunicante, respecto a la información veraz sólo existe «el “derecho” a comunicar» información veraz (y no la “obligación”), ¿qué impide que el comunicante transmita mentiras o engaños? Porque incluso en el caso de que transmita “algo de verdad”, si no se prohíbe transmitir mentira junto con verdad, ¿cómo distinguir lo que es verdad de lo que es mentira? Así, pues, en el fondo ese párrafo es un marco idóneo para el cultivo y la proliferación de nubes de confusión. El derecho a la verdad sólo se puede ejercer si por parte de los informantes la comunicación de la verdad no solo es un derecho, sino una obligación. Y además, obligación de comunicar la verdad, y “sólo la verdad”; pues en caso contrario se generan las nubes de confusión en las que ignoras realmente la verdad que puedes retener.

Fecha 21.01.2010
Por israel mex
Asunto No entiendo

La verdad os hará libres, dijo Jesús nazareno, recordando sus enseñanzas él es la verdad, el camino y la luz (vida), el es quien nos hará libres, libres del pecado por lo cual derramó su sangre para lavar los pecados del mundo,,, es lo que yo entiendo, sin ánimos de crear debates, la vida me ha enseñado, desde que nacemos vamos asimilando lo bueno y lo malo, y cada quien aun el más ignorante sabe lo que es bueno y lo que es malo, que se deje contaminar, es la diferencia entre lo bueno y lo malo, yo sigo creyendo que podemos vivir libres si creemos en la verdad, es decir, Jesús nazareno, hijo de Dios....

Fecha 21.01.2010
Por Promotor de BíblicaMente
Asunto Re: No entiendo

Titulas “No entiendo”, pero no se a que se refiere esa duda.
Cuando escribes el comentario parece que sí tienes clara la relación entre verdad y libertad. Y tu opinión está muy en línea con la Biblia (Lee Juan 8:31 y 32).
Aclaración importante: La creencia nominal en Jesús no es una licencia para practicar cualquier conducta. Es incorrecto afirmar: “Como creo en Jesús, soy libre; y como soy libre puedo hacer cualquier cosa”. El hacer “lo que viene en ganas” es el sometimiento voluntario a la más sutil de las esclavitudes (Ver, por ejemplo, Romanos 7).
El artículo de arriba, aunque se aplica al contexto sociopolítico, que también aclara algo de cómo es posible que la permanencia en las palabras de Jesús (en la verdad) posibilite la libertad.

Fecha 21.01.2010
Por Nota para Israel Mex
Asunto Re: No entiendo

Saludos:
Te he enviado las otras respuesta a la dirección de mail que indicastes, pero el sistema me ha dado un mensaje de error y supongo que no lo ha entregado. ¿Quizás no anotaste bien la dirección de tu correo electrónico. Puedes enviar otra mensaje al "Wesmaster" indicando la dirección correcta, o mejor, enviar diréctamente un mail a la dirección contactar.con@biblicamente.org . Te volveré e reenviar el mail.

Fecha 13.08.2009
Por Andreu
Asunto ¿El poder de la mentira, o libertad de la verdad?

Les dejo el enlace a un interesante artículo sobre la mentira y su poder:
http://bit.ly/gynIPD

Fecha 22.03.2009
Por Gaiztarro
Asunto Seamos prácticos...

...persigamos lo imposible

Fecha 22.03.2009
Por Pragmático
Asunto Pura utopía

Bastante utópico.
¿De qué sirve que se recoja el derecho a la verdad en la constitución?
¿Por el hecho de que se recoja en la constitución no me van a mentir?

Fecha 22.03.2009
Por Promotor de BíblicaMente
Asunto Re: Pura utopía

Cierto. Es utópico.
Pero no menos utópico que otros derechos recogidos. Si tenemos derecho a la vivienda, ¿quien tiene la obligación de proporcionárnosla? ¿lo hace? Si tenemos derecho al trabajo, ¿quien debe proporcionárnoslo? ¿lo hace?
El hecho de que sea utópico no implica no reconocerlo constitucionalmente; esos otros derechos mencionados, tan utópicos a aún más, sí se han recogido.
Si se recogiese en la constitución el “derecho a la verdad”, ya surgirán medios para canalizarlo. Y no sería difícil localizar “quienes tienen la obligación de respetárnoslo: la prensa, la radio, las multinacionales, el gobierno, tu empresa,… Por lo pronto, sería posible exigir responsabilidades concretas cuando se pudiese demostrar que alguna institución miente "descaradamente". Hoy día mentir (o engañar, que no es lo mismo) no van contra ninguna ley; salvo que estén implicados otros derechos, como por ejemplo, el derecho al honor, a la intimidad, a la imagen,…).
Además, se me ocurren bastantes formas de avanzar en el cumplimiento de este derecho aún "nonato", pero esta sitio para respuestas no es el adecuado para enrollarme mucho.

Fecha 22.03.2009
Por Promotor de BíblicaMente
Asunto Ejemplo de utilidad del inexistente "derecho constitucional a la verdad".

Supuesto que estuviese recogido en la constitución el derecho a la verdad, ¿estaría de actualidad la posible opacidad de las ayudas gubernamentales a ciertos bancos españoles?
Supongo que ni se plantaría. Porque... ¿con qué argumentos podría negarme el gobierno o los propios bancos información respecto a la situación financiera de la entidad a la he confiado mis ahorros?
A los cliente de un banco en apuros, sí les afecta el asunto. Y tendrían la constitución de su parte a la hora de pedir explicaciones al gobierno o a su banco sobre la solvencia financiera de la entidad, antes y después del apoyo gubernamental.
Véase un ejemplo de los debates sobre esta opacidad en este enlace:
http://bit.ly/fIBxLU

 

[10]

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

2.159.236 Páginas visitadas
479.446 Visitas al sitio
171.361 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

Búsqueda de versículos y palabras de la Biblia


BibleGateway.com
Incluye este buscador en tu página

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

ITZULPEN
TRADUIR
TRANSLATE
TRADUIRE
ÜBERSETZEN
TRADUCI
TRADUZIR
ПЕРЕВЕСТИ
الكراك
翻譯此頁
Μετάφραση
翻訳
תרגם

http://www.wikio.es

 


Blogs Cristianos Interesantes

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode