La Biblia desde el siglo XXI

30/10/1207 antes de Cristo: Primer eclipse registrado en textos históricos

07.11.2017 00:00

La noticia que traigo hoy a bíblicamente.org bien pudiera estar clasificada en cualquiera de las secciones tercera o cuarta del menú de la izquierda: "La Biblia en las noticias actuales" o "Noticias de la Historia".  Y es que como muchas de las webs que la difunden titulan, trata sobre el primer registro histórico de un eclipse solar, razón de más para incluirla en el apartado de "Noticias de la Historia". Pero también se merece un hueco en el apartado "La Biblia en las noticias actuales", puesto que han sido muchos los medios que la han difundido.

Afortunadamente, con la informática no es preciso recurrir a soluciones salomónicas, como la de partir por la mitad una criatura (1ª Reyes 3:23-25. Historia completa: 1ª Reyes 3:3-28). Con repetirla o dejar el post en una de las secciones y colocar un enlace a la otra será suficiente. Así, que vamos al asunto.

La noticia

La noticia trata sobre un estudio que Colin Humphreys y Graeme Waddington han publicado en la web de la "Real Academia de Astronomía y Geografía". En dicho estudio dan un repaso analítico a diversas referencias históricas que han sido barajadas como  registros de antiguos eclipses. Tras descartar todas las posibles referencias anteriores al año 1000 AC hasta ahora consideradas, ellos proponen un eclipse anular, único visible desde las tierras biblicas entre los años 1500 y 1050 AC como el primero del que se tiene constancia en documentación histórica. Según sus cálculos, se produjo el 30/10/1207 AC.

Ahora bien, ¿cuáles es esa documentación histórica que mencionan para avalar su candidato a primer eclipse referenciado textualmente en la historia?

El acontecimiento biblico relacionado

¿Como no?  Si he traido esta noticia a biblicamente.org es porque se trata de un pasaje bíblico, del libro histórico de Josué. Concretamente Josué 10:12,13.

La historia de Josué sucedió aproximada por las fechas en la que los expertos datan el eclipse, por lo que en ese aspecto no falta coherencia.

Pero la aparente incoherencia surge si consideramos la interpretación habitual que se viene haciendo de ese pasaje, y que prácticamente recogen todas las traducciones de la Biblia.

La interpretación tradicional del texto bíblico

Veamos el párrafo tal como es traducido habitualmente:

"Entonces Josué habló a Jehová el día que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas: Sol, detente en Gabaón; y tú, Luna, en el valle de Ajalón. Y el sol se detuvo y la luna se paró, hasta tanto que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está esto escrito en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero"..
(Josué 10:12,13)

Interpretando el pasaje en esos términos, jamás se me ocurrió pensar en un eclipse. Al menos  hasta la lectura de la noticia que comentamos.

Mis dificultades con la interpretación tradicional

De hecho, cantidad de veces he meditado sobre este asunto sin llegan a ninguna explicación satisfactoria. Porque aunque acepto la realidad de milagros “sobrenaturales” (realmente creo que son pocos, puesto que gran cantidad de los así considerados nos sorprende más por nuestra ignorancia que no por su “sobrenaturalidad), lo que no concibo son los milagros “antinaturales”. 

Una parada “literal” del sol y de la luna supondría un desastre de proporciones inimaginables: ¿Te imaginas las consecuencias de una parada en la rotación de la tierra? ¿Frenar en seco de una velocidad de 1647 Km/h en el ecuador? Las fuerzas de inercia habrían arrastrado a los combatientes de ambos bandos generando más muertes que las mismas armas (los combatientes y el reto de habitantes del globo terráqueo). Y luego, para retomar la misma velocidad de rotación la tremenda aceleración habría acabado con los que aún quedasen en pie tras la desaceleración inicial. 

Además, la luna al cesar su recorrido en la órbita alrededor de la tierra se habría precipitado a la superficie terrestre al cesar la fuerza centrífuga  que compensa la atracción que ejerce la tierra sobre ella. 

Vamos, ¡un desastre apocalíptico!

Las dificultades de comunicación "a través de los milenios"

En la lectura de escritos antiguos soy consciente de que una cosa era lo que pasaba por la cabeza del escritor y otra lo que ahora pasa por mi cabeza cuando leo sus escritos cientos de años después y a través de las traducciones de otros. Y también soy consciente de que si fuera posible la observación de un mismo fenómeno por parte de un observador de hace 3.200 años y otro del presente siglo, sus descripciones diferirían considerablemente en bastantes tipos de fenómenos. Si de la observación del relinchar de un caballo se tratase, sin duda que coincidiría. Pero los relatos sobre el aterrizaje de helicópteros, cierto que diferirían considerablemente.

Igualmente las descripciones sobre un eclipse. ¡Cláro que también se producían eclipses en aquellas fechas! aunque no volaban helicópteros. Pero los conocimientos que los legos de entonces tenían de esos fenómenos eran o nulos, o muy simples. Incluso hoy día hay  personas se aterran ante la oscuridad de un eclipse si previamente no han sido advertidos por los medios de comunicación.

La interpretación propuesta por Humphreys y  Waddington

Por eso he considerado la posibilidad de interpretación que Colin Humphreys y Graeme Waddington dan al pasaje de Josué 10:12-13 y que utilizan para avalar el eclipse de 1207 AC como el primero en ser recogido en escritos históricos. Esto es lo que ellos opinan:

Están de acuerdo en que la generalidad de traducciones enfocan la interpretación en el sentido de que el pasaje se refiere a una parada literal del sol y de la luna. Pero consideran que el texto hebreo también admite este otro significado: que la luna y el sol parasen de realizar sus funciones habituales. Esto es: dejar de alumbrar el sol (puesto que la luna lo oculta), y no reflejar la luna (puesto que en su interposición entre el Sol y la Tierra, ella misma deja de enviar reflejo a la tierra). Claro, esto entendido bajo la apreciación de un observador situado en la superficie de la Tierra y en aquella región, no que el sol “se apagase” ni que la luna se volviese opaca.

Apoyan esta interpretación explicando que la palabra hebrea "dôm" significa tanto estar quieto como estar en silencio o mudo, y que el término “amad” tiene un significado más amplio que el de solo parar o pararse (vése más adelante la referencia al “Nuevo Comentario Bíblico” de la Casa Bautista de Publicaciones). Y  citan  a otros dos expertos que anteriormente ya habían propuesto esta línea de interpretación: Robert Wilson en 1918 y Sawyer en 1972. Wilson apoyaba su hipótesis también en el hecho de que existen tablas astronómicas de Babilonia que utilizan palabras con la misma raid que el término hebreo "dôm", y que estas palabras que se usaron en relación a los eclipses. Por otra parte, justifican la falta de progreso hasta ahora en esta línea de investigación e interpretación en la dificultad que por aquel entonces representaban los cálculos astronómicos necesarios.

Comentarios bíblicos en la misma línea de interpretación

Al margen del estudio de Colin Humphreys y Graeme Waddington, he consultado en comentarios bíblicos que corroboran esta línea de interpretación, aunque ninguno de ellos apunta a un eclipse; posiblemente porque cuando fueron escritos no había posibilidad de corroboración mediante los complicados cálculos que actualmente sí han permitido a Humphreys y Waddington sugerir esta posibilidad:

Respecto a los términos hebreos que tradicionalmente se ha traducido por parar, escribe Adam Clarke: “Los términos de este mandato son dignos de particular consideración: Josué no le dice al sol: ‘Detente’, como si lo hubiera concebido corriendo su carrera alrededor de la tierra, sino: ‘Guarda silencio’ o ‘mantente inactivo’...”. (Véase el “Comentario de la Santa Biblia” por Adam Clarke, edición castellana de la “Casa Nazarena de Publicaciones”, 1974, Tomo 1º, comentario a Josué 10:12).

Y curiosamente, el Comentario Bíblico de la Casa Bautista de Publicaciones se decanta por una interpretación de las necesidades de Josué y sus tropas totalmente en línea con los afectos producidos por un eclipse (la oscuridad), aunque sus autores no pensaran en este tipo de fenómeno astronómico, sino más bien en un fenómeno meteorológico (una tormenta de granizo). En dicho comentario se puede leer: “Se ha supuesto, generalmente, que Josué oró para que el día se prolongara. ¿Pero no es posible, acaso, que lo que Josué necesitaba aún más —desde el momento en que, como está taxativamente expresado en el v. 9, alcanzó el campo enemigo de noche— era que la oscuridad continuara y fuera prolongada la noche para que sirviera a los fines del sorpresivo ataque que planeaba?”. (Véase el “Nuevo Comentario Bíblico” de la “Casa Bautista de Publicaciones”, 1977; comentario a Josué 10:12-15).

También recoge el comentario bíblico de la “Casa Bautista de Publicaciones” los sentidos alternativos de las palabras hebreas “dôm” y “amad”: “Una investigación del significado exacto de los vocablos hebreos utilizados, confirma esta interpretación. La palabra traducida detente (texto  hebreo  “dom”)  significa,  literalmente "permaneced silencioso", y con frecuencia tiene el sentido de "cesar" o "dejar de hacer" (c/. Sal. 35:15; Lm. 2:18). De manera similar, el vocablo detuvo (texto hebreo "amad"), se paró del v. 13b, lleva el sentido de "cesar" (c/. 2 R. 4:6; Jon. 1:15)”.

Así, pues, gracias a la potentes capacidades de cálculo con la que hoy día cuenta la astronomía, ha sido posible confirmar nuevamente la historicidad de la Biblia.

Un comentario sobre las orejeras de algunos recalcitrantes dogmáticos del ateísmo

Curiosamente, he leído artículos que a pesar del fuerte apoyo que dichos cálculos dan a la historicidad de la Biblia, utilizan la noticia justamente para intentar desprestigiarla. 

¿Cómo es esto posible? 

Simple: Parten de la hipótesis de que la Biblia es algo así como un libro de fábulas mágicas, y justo cuando aparecen evidencias que fundamentan su historicidad, las utilizan para enfrentarlas contra los relatos mágicos que “ellos creen” que integran la Biblia (Un ejemplo de titular en esta linea: "Científicos desmontan un milagro del Antiguo Testamento")

Quizás convenga repasar el concepto de milagro y las características de las intervenciones sobrenaturales (porque el que la oscuridad fuese provocada por un eclipse, en absoluto descarta una intervención sobrehumana). 

 

En el siguiente enlace podréis leer el estudio de Colin Humphreys y Graeme Waddington. Si utilizáis Chrome podéis indicarle que os traduzca la página en linea.

 

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.813.074 Páginas visitadas
813.407 Total visitas
≈244.022 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode