La Biblia desde el siglo XXI

El gato por liebre en la divulgación científica 2

12.08.2017 00:00
<-- Primer post de esta serie
    (El gato por liebre en la divulgación científica 1)
<-- Post anterior

Hace un trimestre escribí un post a propósito de un programa de "Radio Klara" colgado en Ivoox. Se trataba de una tertulia divulgativa del programa "Radio Ciencia", dedicada a la teoría de evolución. Sin que fuese mi intención inicial, tral él se enlazaron varios post sobre la incercia mental, el condicionamiento de la percepción y la "quimera" de la objetividad. Una vez concluídos estos temas, enlazo con el primer post que dió origen a la serie

Mi interés por publicar aquel primer post fue consecuencia de la perplejidad que me produjeron los comentarios hacia el final de la emisión.  Pretendían ridiculizar y descalificar la teoría del diseño inteligente. Pero bajo mi punto de vista, sus afirmaciones (que no argumentos) eran tan burdas y desatinadas, que más que descalificar al diseño inteligente lo apuntalan. (Ya sabes: Cuando un púgil, muestra debilidad, se apuestas por el contrario, aún sin conocerlo).

Dado que han pasado varias semanas desde la publicación de aquél post, copio a continuación la transcripción del extracto del debate antes de comentar las burdas afirmaciones que llamaron mi atención:

La transcripción:

Nota: Los puntos suspensivos indican pausas en el diálogo, y los puntos suspensivos entre corchetes omisiones de contenido.

 

[...]

Pau: [...] Cuando además está hiper-comprobada que es falsa la teoría del diseño inteligente. Pues porque no hemos sido diseñados de forma inteligente. Nosotros y el resto de animales y plantas que existen tienen unos fallo de diseño garrafales. O sea, si nos hubiera diseñado un ser inteligente no seríamos como somos...

Conductor de la tertulia: Menuda mierda de inteligencia, ¿no?

Pau: [Algunas palabras ininteligibles] Por nuestra morfología tenemos, tenemos un...  Si nos hubiera diseñado un ingeniero muy sabio no hubiera diseñado las máquinas... O sea, tenemos una cantidad de ineficiencias en... nosotros mismos como humanos... errores de diseño garrafal. Pero porque... evidentemente no hemos sido diseñados. Somos fruto del azar y de la evolución y de la selección natural a través de... miles y miles de años.

Abelardo: No siempre lo que hay es lo mejor. Es lo que está comentando. O sea, hay cantidad de deficiencias. Por ejemplo. Nuestro ojo, que es una máquina "guai", es malisimo, por ejemplo, comparado con el del pulpo. O nuestra circulación sanguínea deja un poco que desear. El hecho de que tengamos que ir plantados, para unas cosas está muy bien, pero para otras... A veces tenemos unos dolores de espalda terribles. Somos unos torpes andando por la montaña. Ves a un perrito o a un conejo, y mira lo que hace. O sea, que tenemos muchos defectos porque..., pero es lo que había en ese momento. O sea, en ese momento de la evolución, en ese momento de la evolución, sí que nos sirvió para sobrevivir, lo cual no quiere decir que fuera lo mejor. Por eso, probablemente, en algún otro sitio puede haber habido otra evolución que a partir del mismo principio haya llevado a otros seres. Cosa que aún no sabemos.

[...]

 

(Nota: Me da la impresión que esta intervención de Abelardo es una inserción realizada para intentar aclarar un poco lo que pretendiese decir Pau en su anterior intervención. Escucha tú mismo el extracto. ¿Qué opinas?)

Y el extracto de audio:

 

 

En este post me centraré en la intervención de Pau. “Desgranemos” su intervención:

 

El farol de corto alcance:

Comienza Pau su crítica al diseño inteligente apelando a la experiencia:

... está hiper-comprobada que es falsa la teoría del diseño inteligente”.

Afirma que está hiper-comprobada la falsedad de la teoría del diseño inteligente. Esto es: afirma que se han realizado comprobaciones experimentales que contradicen la teoría del diseño inteligente. Pero esto es un brindis al Sol, pues no aporta ninguna referencia de experimento ni de experiencia cotidiana que realmente contradiga la teoría del diseño inteligente. Ni antes de la afirmación, ni, como veremos, en el resto de su intervención.

 

Las muestras de dogmatismo:

Su dogmatismo: El mantener que es cierto lo que dice, simplemente porque él lo dice; aunque eso sí, con mucho énfasis.

El no, porque no.

Justo tras la afirmación de que la teoría del diseño inteligente es falsa, intenta justificarla con la siguiente argumentación:

Pues porque no hemos sido diseñados de forma inteligente”.

Lo único que hace es redundar en la misma afirmación que pretende demostrar. Es como si dijera: “La teoría del diseño es falsa, porque no hemos sido diseñados”. Si no demuestra que no hemos sido diseñados, tampoco demuestra que la teoría del diseño es falsa.

Cierto que continúa con dos frases de las que se podría esperar alguna corroboración adicional de lo que no consiguió justificar; pero ni mucho menos. Redunda en afirmaciones sin ningún fundamento. Veamos:

La descalificación sin referencias

No sé cuál será la especialidad de Pau, pero sus atrevidas descalificaciones inducen a pensar que obtuvo doctorado en ingeniería, pues afirma:

Nosotros y el resto de animales y plantas que existen tienen unos fallo de diseño garrafales”.

Se puede afirmar que una máquina, estructura, edificio, etc.  tiene un fallo de diseño cuando se concibe para que cumpla una función, pero el diseño impide la realización de dicha función. Por ejemplo, si diseñas un edificio de 15 planta, pero en el diseño prevés estructuras que en las bases no soportan el peso del edificio, el edificio se derrumbará y en propiedad podremos hablar de un fallo de diseño. O si diseñas una pluma con un conducto para la salida de la tinta al plumín muy holgado, la tinta fluirá con tal abundancia, que en vez de escribir mojará y emborronará el papel. No servirá para la escritura. También se puede hablar de fallo de diseño.

Pero respecto a nosotros, los humanos, ¿por qué afirma Pau que tenemos fallos de diseño garrafales? ¿Cuáles son las funciones que él le pide al cuerpo humano? ¿Cuáles son los miembros y órganos que él entiende que están garrafalmente diseñados para lograr el funcionamiento correcto del cuerpo humano? Esto es otro brindis al Sol que lanza el Señor Paul en la esperanza de que sus oyentes, todos, pertenezcan al tendido soleado del “coso radiofónico” (La expresión “Brindis al Sol” hace referencia al brindis (dedicatoria) que los malos toreros ofrecían a los espectadores del tendido soleado. Por ser el más barato, en él se solían colocar los espectadores menos entendidos en tauromaquia, por tanto, los que serían menos críticos con la faena).

Por otra parte, esta afirmación de Pau entra en frontal contradicción con la que poco más adelante expresa Abelardo, el otro tertuliano. En esta frase, Pau afirma que tanto los humanos como el resto de animales tenemos fallos de diseños garrafales. ^pr ptra àrte, Abelardo en su intervención posterior pone al ojo del pulpo, a un perrito y a un conejo como ejemplos de buenos diseños por comparación con el diseño del ser humano en lo que respecta a la visión y a las piernas (¿??? ¡!!!!)

El mentir de las estrellas.

La siguiente frase de Pau me ha recordado la frase atribuida a Quevedo, aunque parece ser que es de Agustín y Salazar Torres, en su obra inconclusa “La segunda Celestina”:

“El mentir de las estrellas, es el más seguro mentir, pues ninguno ha de ir, a preguntárselo a ellas”.

Y es que Pau en la siguiente frase hace alusión a un ser inteligente que no sabemos dónde está, por lo que difícilmente podremos ir a corroborar su afirmació. Esta es la frase:

O sea, si nos hubiera diseñado un ser inteligente no seríamos como somos...”.

¿Qué referencias tiene Pau para saber cómo nos habría diseñado un ser inteligente? O... ¿qué idea tiene de lo que es un  ser inteligente? ¿Es que el mismo Pau se auto-considera una referencia adecuada de lo que es un “ser inteligente”?  ¿Considera que en la especie humana hay seres inteligentes como para diseñar seres mejores que los humanos? Si es así, ¿cómo es que el ser humano aún no ha conseguido diseñar máquinas que superen las funcionalidades de los humanos y demás seres biológicos?

Así, pues, otra afirmación gratuita.

Las redundancias sobre lo indemostrado

Tras el deplorable comentario del conductor de la tertulia (“Menuda mierda de inteligencia, ¿no?”), continúa Pau con tres frases que lo único que hacen es redundar en sus ideas de que un ingeniero muy sabio nos habría diseñado de forma muy diferente,  y de que los humanos tenemos cantidad de errores garrafales:

Por nuestra morfología tenemos, tenemos un...  Si nos hubiera diseñado un ingeniero muy sabio no hubiera diseñado las máquinas... O sea, tenemos una cantidad de ineficiencias en... nosotros mismos como humanos... errores de diseño garrafal”.

Ningún comentario más de los ya hechos a las primeras frases cuyos contenidos reitera con estas últimas.

 

El remate del dogmatismo intransigente

 

Nueva apelación a la experiencia sensible

Afirma enfáticamente Pau:

Pero porque... evidentemente no hemos sido diseñados”.

Evidente es lo factible de comprobar de forma inmediata por los sentidos. El diccionario de la RAE define el adjetivo como “Cierto, claro, patente y sin la menor duda”. Y el vocablo del latín  evidens evidentis (lo que aparece completamente visible, claro y manifiesto).

En este sentido, está claro que la afirmación de Pau es falsa, puesto que realmente no se puede comprobar de forma inmediata a los sentidos si el ser humano responde o no a un diseño.

Siendo generoso con las intenciones de Pau, podríamos pensar que utiliza el término “evidente” en un sentido metafórico, queriendo referirse al hecho de que para él está muy claro conceptualmente. Pero esto sólo para él y los que comparten sus ideas; porque para otros, como los partidarios del diseño inteligente, lo que “metafóricamente” es evidente es el hecho de que los seres vivos responden a un diseño. Y para mí, lo “evidente” es lo que apunté al final del primer post de esta serie. Pero bueno, ya sabemos que lo propio de los dogmáticos es sentar cátedra sobre la base de las propias convicciones, al margen de si existen fundamentos sobre los que se apoyan.

 El remate: Predicar su convicción sin aportar ninguna razón

¡Cuántas veces he oído y leído de ateos alegar que corre a cargo del que afirma aportar las pruebas! Argumentan que en buena lógica no se puede demostrar que las cosas o entidades no existen, que lo correcto es demostrar las afirmaciones, no las negaciones. Es la argucia habitualmente utilizada por el ateísmo para evadir respuesta y desarmar al teísmo. Si los creyentes afirman que Dios existe, son ellos los que deben aportar pruebas, puesto que los ateos están excusados de aportarlas, dado que ellos simplemente “niegan” que Dios existe. (Sobre este asunto ya escribí un post hace tiempo. Pincha y lee).

Pues bien. Tenemos a Pau realizando una atrevida afirmación sobre el origen del ser humano y del resto de la biosfera:

Somos fruto del azar y de la evolución y de la selección natural a través de... miles y miles de años.

Por sus afirmaciones deduzco que Pau es ateo. En este caso, a él correspondería aportar las pruebas de que esa afirmación es cierta.

¿Dónde están esas pruebas?

 

Sí, ya sé que hay muchos que afirman que la evolución está “archi-comprobada”.

Aclaremos, que yo, además de creyente, soy evolucionista.

Cierto que hay muchos indicios que apuntan a un proceso de evolución biológica. Estos, además de Génesis, son los que me hacen inclinar por la opción evolucionista. (¡Ojo! No confundamos indicios con pruebas. Opino que la evolución, por sus características, jamás será probada conforme a los criterios del método científico).

Pero de aceptar la evolución como un proceso biológico que genera diversidad (lo que se puede ver en Génesis 1:11,12, 20, 21, 24,25) a considerar el azar y la selección como la causa eficiente originaria de la vida hay un larguísimo trecho. Eso, ni me lo creo yo, ni se lo creía el "padre de la evolución biológica", Darwin, como ya vimos en este post.

Y si Pau lo cree y predica dicha afirmación, a él le toca probarla.

 

<-- Primer post de esta serie
    (El gato por liebre en la divulgación científica 1)
<-- Post anterior

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.662.504 Páginas visitadas
795.348 Total visitas
≈239.113 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode