La Biblia desde el siglo XXI

La ''apostasía'' de un ateo (2)

25.11.2016 00:00
<-- Post anterior

Hace poco vimos la reflexión que llevó a C.S. Lewis a apostatar de su anterior convicción atea para convertirse al Cristianismo.

La encontramos en su libro "Cristianismo y nada más", donde también incluye una posible réplica a su reflexión, así como una breve contra-réplica. Tan breve que no es muy fácil "pillarla". O al menos, no tan fácil como lo es la réplica a la que debe rebatir.

Por eso decidí no alargar el anterior post incluyendo esas cuestiones y dedicarles un post para tratarlas con cierto detalle.

Así, pues, vayamos a ello:

 

La argumentación de Lewis...

... que se puede expresar así:

Lo que observo en la naturaleza es crueldad e injusticia.
    Si así lo puedo juzgar es porque existe un criterio o referencia de lo que es bondad y justicia.
    Puesto que esa referencia de bondad y justicia no puede provenir de la misma naturaleza, ya que en ella lo que existe es justo lo contrario, debe de venir de "otra cosa" ajena y externa a este Universo.

Y claro, Lewis identifica a esa "otra cosa" como el Dios Creador de los cristianos, aunque en un lenguaje más sincretista podríamos llamarle la Inteligencia Suprema o el Gran Diseñador (y es que me temo que hay personas que le tienen fobia tanto a la palabra "Dios" como al término "Cristiano").

 

La réplica inmediata:

Es fácil argüir que esa idea de lo que es justo y bondadoso no tiene por qué provenir de algo externo al Universo. Simplemente puede considerarse una elucubración mental, al mismo nivel que cualquier otra fantasía que se nos puede ocurrir.

Tan fácil es caer en esa conclusión, que hasta el mismo Lewis la considera. Escribe:

"Por supuesto que habría podido dejar de lado mi idea de la justicia al decir que ella no era sino una idea personal".

De ser correcta la réplica, la conclusión que llevó a Lewis hacia Dios queda sin fundamento. Ya no es preciso buscar el origen de ese "criterio o referencia de lo que es bondad y justicia" en alguna entidad externa al Universo. Estaríamos simplemente ante una idea personal. Una ocurrencia más de las que tantas veces y tantas personas tienen a diario.

 

La sutil contra-réplica:

Probablemente la mayoría de nosotros habríamos sucumbido a la réplica:  ¡Tantas ideas bullen a diario por nuestras cabezas!  ¿Por qué esa idea de justicia y bondad, por más "ideal" que pueden ser,  no iba a ser una idea más entre otras tantas?

Bueno. ¿Por qué no? Aceptémoslo. Al menos provisionalmente.

Pero ¡ojo!: Admitámoslo todos; tanto creyentes como ateos. Y admitamos, todos, las consecuencias.

Las consecuencias para el creyente:

El creyente deberá aceptar la conclusión que expuse más arriba: Ya no se justifica el buscar el origen de ese "criterio o referencia de lo que es bondad y justicia" en alguna entidad externa al Universo. Podrá seguir creyendo en Dios, pero no podrá aplicar el consejo de Pedro en lo que concierne a este tema (1ª Pedro 3:15 [busca tú mismo el texto si sientes curiosidad]).

Las consecuencias para el ateo:

Sencillamente, se queda sin argumento: Ya no podrá negar la existencia de Dios en base a la injusticia del mundo. Puesto que "no hay un criterio o referencia universal de lo que es bondad y justicia", sino simples ideas personales. 

No podrá establecer un argumento "ontológico" basado en el análisis de lo que realmente es nuestro Universo. Como mucho, podrá "quejarse" porque el Universo no le satisface personalmente. Porque no se corresponde con su idea personal de cómo debiera ser.

 

En síntesis:

Así, pues, sólo hay dos posibles formas de abordar la cuestión de la maldad e injusticia del Universo:

  1. Si se considera que objetivamente es malo e injusto, se está dando por sentado que existe un criterio de bondad y justicia objetivo que no puede provenir de ese mismo Universo malo e injusto. Y claro, esto lleva a buscar el origen de ese criterio de bondad y justicia fuera del Universo. Quizás en una Inteligencia Suprema. Quizás en Dios. (Véase el post anterior).
  2. Y si se considera que nada hay más allá del Universo, y que el origen de ese criterio de bondad y justicia surge de la misma persona que juzga, como tantas otras ocurrencias mentales, entonces...
          ... entonces la afirmación de maldad e injusticia del Universo no es más que una queja personal por no encontrar el Universo a la altura de la medida de bondad y justicia del que se queja.
          Y téngase presente  que cuando considero criterio personal de bondad y justicia me refiero también a criterios compartidos por más de un individuo. Pues las "ocurrencias personales" no suelen quedar enclaustradas en las mentes conceptoras, sino que se transmiten a parientes, amigos, alumnos, lectores, etc. Pero aun así, no dejan de ser simples ideas personales.

Así, pues, el problema de la maldad e injusticia del mundo, si se pretende racionalizar y objetivar, no es realmente un argumento contra Dios, sino lo contrario: un argumento a su favor. Y si se descarta la existencia de entidades más allá del Universo, ese problema no pasa de ser una queja por la insatisfacción de no amoldarse a nuestras particulares ideas de bondad y justicia. 

 

Una "elucubración" : 

Si se acepta que existe en la humanidad un criterio objetivo de bondad y justicia, y puesto que en tal caso debió llegarnos desde fuera del Universo ¿Cómo pudo producirse esa transferencia? ¿Vendría incluido en el "pack" que le llegó al primer humano, y que Génesis refiere mediante el término "soplo" divino?  

 

<-- Post anterior

 

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.813.074 Páginas visitadas
813.407 Total visitas
≈244.022 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode