La Biblia desde el siglo XXI

La ''apostasía'' de un ateo (1)

11.11.2016 00:00
Post siguiente -->

Hace varios meses que inicié  este post, pero lo aparqué mientras compartía con vosotros la "lectura por las orejas" y la serie sobre la "escritura por doquier" que complementaba al post sobre lectura automática. Me pareció tan interesante y efectiva esa "lectura de oído" que posibilitaban ciertas aplicaciones Android, que decidí compartir con vosotros el dichoso descubrimiento, sin el cual no habría tenido ocasión de leer al ateo converso mencionado al principio.

Respecto al apóstata del ateísmo sobre el que trataremos hoy,  ya sabía de él; aunque ignoraba sus devaneos juveniles con las posturas ateas. Y tenía obras suyas en espera de poder leerlas "por los ojos"; pero la falta de tiempo me lo impedía. Fue gracias a "Cool Reader" que pude leer (en realidad oír la lectura automática de la aplicación) una de sus obras y conocer sobre su apostasía del ateísmo. Me estoy refiriendo a C. S. Lewis (Clive Staples Lewis):

Y a su libro "Cristianismo y nada más", adaptación de unas charlas transmitidas en 1943 por la BBC, durante la Segunda Guerra Mundial. Se trata de un libro de apología cristiana considerado un clásico de este género.

Esta obra no es propiamente una autobiografía, pero "de pasada" Lewis comenta la reflexión que le llevó a la "apostasía del ateísmo" (En cambio, esta otra obra sí es autobiográfica: "Cautivado por la Alegría")

Curioso que la reflexión le llegó como "auto-rebatimiento" del argumento que por años le mantuvo lejos de la idea de una Inteligencia Suprema tras el universo. Dado que que ese argumento es habitual en muchas personas;  y puesto que su rebatimiento es tan interesante, decido compartirlo con vosotros.

Veamos primero el argumento que por años le mantuvo lejos de Dios. En sus propias palabras:

"Mi argumento en contra de Dios era que el universo parecía demasiado cruel e injusto". 

Claro, en un análisis superficial destaca rápidamente una posible contradicción con la idea de Dios:

"Si el Dios bueno hizo el mundo, ¿por qué éste ha tomado el sendero torcido?"

Estaréis de acuerdo conmigo que muchas personas rechazan la idea de Dios precisamente porque no conciben que un Dios justo origine un universo en el que abunda la injusticia, el dolor y el sufrimiento. Ya vimos que este problema le inquietaba especialmente a Darwin; como también vimos que eso no le impedía concebir una Inteligencia Suprema diseñadora del universo (puedes leerlo pinchando aquí).

Pues bien, aunque Lewis se mantuvo durante algunos años en ese análisis simplista, su lúcida mente acabó por descubrir la contradicción interna que implicaba su postura. Nos explica en "Cristianismo y nada más":

"Por muchos años simplemente rehusé yo poner atención a las respuesta de los cristianos, porque mi posición era ésta: “Por mucho que digan, y por más sutiles que sean sus argumentos, ¿no es mucho más sencillo y más fácil decir que el mundo no fue hecho por un poder inteligente? ¿Todos sus argumentos, no son sencillamente un intento complicado de evitar lo que es obvio?” Pero eso me llevó a verme envuelto en otra dificultad".

¿Cuál era esa otra dificultad que le obligó a afinar su análisis?

La dificultad a superar era la contradicción que producía su mente al juzgar al mundo como injusto a la vez que negaba cualquier otra realidad diferente a ese mismo mundo: Si nada hay más allá del cosmos físico, ¿cómo es posible que en su mente surja la idea y la inquietud por la injusticia? Porque claro, en ese supuesto que por entonces mantenía, su mente sólo es un producto más de ese mismo universo físico...

 Así lo expresa  Lewis: 

"¿Pero de dónde había obtenido esta idea de lo justo y lo injusto?".

Y sigue...

"Nadie dice que una línea está torcida a menos que tenga una idea de lo que es una línea recta. ¿Con qué estaba comparando este universo cuando decía que era injusto? Si todo era tan malo y tan sin sentido de la A a la Z, por decirlo así, ¿por qué yo, que suponía ser parte de este todo, reaccionaba en forma tan violenta en contra de él? Un hombre se siente mojado cuando cae en el agua porque el hombre no es un animal acuático; un pez no se siente mojado."

Lewis se percata de que aun rechazando la idea de una inteligencia suprema más allá del universo, encuentra en un su propia mente (producto de ese mismo universo) un modelo de  orden y justicia incompatible con lo que observa en el resto del Universo.

Al fin se abrió una brecha en esa idea que mantuvo por años, por fin tuvo que revisar su postura: ¿De dónde viene mi idea de justicia?, puesto que de este universo totalmente ajeno a ella no puede provenir.

Está claro que ni él ni sus colegas ateos fueron capaces de proporcionar a una respuesta satisfactoria, porque de lo contrario no habría escrito:

"Así que en el mismo hecho de tratar de probar que Dios no existía —en otras palabras, que toda la realidad carecía de sentido— me vi forzado a reconocer que una parte de la realidad, o sea mi idea de la justicia, estaba llena de sentido. En consecuencia el ateísmo se convierte en algo demasiado ingenuo".

Y sigue:

"Si el universo entero no tuviera sentido, nunca habríamos hallado que carece de sentido, de igual modo que, si no existiera la luz y por lo tanto criaturas con ojos, nunca habríamos llegado a conocer la existencia de las tinieblas. Las tinieblas serían un concepto carente de sentido".

Con  esa última reflexión termina Lewis el primer apartado del libro 2o de su obra "Cristianismo y nada más". En lo que sigue no profundiza en detalles de cómo acabó concluyendo que esa idea de justicia y de insatisfacción por su ausencia en el mundo provienen realmente de algo ajeno al universo físico. Más concretamente, de una Inteligencia Suprema. Inteligencia que se alinea perfectamente con la idea del Dios creador al que adoran los cristianos. 

Pero bueno, por el resto de sus obras sabemos que acabó “apostatando de sus creencias ateas”  para acabar aceptando y defendiendo la idea de que tras del universo físico existe una Inteligencia Suprema, que lo origino, y que lo rige (según Sus criterios, que no tienen por qué coincidir con los míos, ni con los de Lewis ni con los tuyos. O los suyos, de usted, si está habituado a un trato más formal).

 

Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.618.199 Páginas visitadas
788.281 Total visitas
≈237.417 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode