La Biblia desde el siglo XXI

De impuestos y redistribución de riqueza va la cosa... (2)

24.09.2014 00:00
<-- Post anterio sobre esta misma temática   Post siguiente -->

En el anterior post me comprometí a continuar tratando sobre la redistribución de riqueza vía impuesto. Vino a cuento de la progresividad en las tasas impositivas. Algo que desde un punto de vista puramente “contable” no se justifica, ya que la proporcionalidad en el “esfuerzo” fiscal se consigue simplemente con un único porcentaje aplicado a cualquier base imponible, como vimos en el post anterior.

Ahora bien, creo que casi todos estamos de acuerdo en que desde un punto de vista social sí es adecuada la progresividad en los tipos impositivos. En el fondo pensamos que el que es rico, sigue siendo rico después de pagar los impuesto; mientras que el que es pobre, bastante le cuesta llegar a fin de mes incluso sin pagar impuesto. Así, pues, bien están los tipos progresivos y paliar la escasez de unos con la abundancia de otros. Yo mismo comparto esta opinión.

Pero...

Pero tras reflexionar estos días sobre la redistribución de la riqueza vía impuestos, he de matizar que sigo compartiendo esa opinión, si; pero porque en el contexto sociopolítico que tenemos no contamos con mejor alternativa.

Nos guste más o nos guste menos, sólo disponemos de una estructura de gobierno y financiación pública. Y toda la parafernalia autonómica en nada cambia esta realidad, pues aunque los ciudadanos de algunas autonomías tienen cierta ventaja sobre los de otras (no mucha, la verdad) al fin y al cabo, el sistema impositivo es prácticamente igual en toda España. Lo que tenemos es lo único de lo que disponemos; así que, bien está lo que hay. Nos hemos de conformar tal como nos conformamos con nuestra vivienda: Una vez que ya has comprado piso, si no es muy grande, probablemente la mejor opción para guardar tus cosas de poco uso sea en meterlas en un canapé bajo el colchón; o en la parte superior de los armarios. Aceptas esa solución porque es la mejor en tu contexto, en tu piso. Pero si pudieses cambiar las circunstancias, si te fuera posible cambiar de vivienda e ir a una casa amplia, con sótano, trastero y buhardilla; ya no pensarías que meter los trastos bajo la cama o encima del armario es la mejor opción.

Así, pues, si pudiera cambiar de estado, o mejor, de forma de organización, ¿elegiría yo que el gobierno se ocupara de redistribuir la riqueza mediante la política fiscal?

No. Rotundamente no. Por tres motivos:

  1. Porque mediante esta redistribución de riqueza lo que se consigue es dar carta de naturaleza al enriquecimiento injusto.
  2. Porque merma la capacidad de hacer progresar al país de manos de los que tienen capacidad para generar riqueza de forma justa. Riqueza para ellas mismos, y como consecuencia, para los que le rodean (empleados, proveedores, accionistas, gobierno, clientes, patrocinados,..).
  3. Porque incentiva la fuga del país de las personas capaces de generar riqueza.

Y es que, si se evitasen esas tres nefastas consecuencias, quizás no sería preciso redistribuir la riqueza. Quizás en esas circunstancias los mismos flujos económicos permitiesen que la inmensa mayoría de la población pudiese "bien vivir" con el fruto de su trabajo sin necesidad de subsidios ni otras componendas compensatorias.

Claro, pensarás que lo que acabo de expresar es fácil de escribir, pero quizás no tanto de probar.

Tienes razón, pero aunque esto de las preferencias sociopolíticas es como los gustos culinarios, que cada cual tiene las suyas, yo sí pretendo argumentar, por ver si te persuado. Pero nada más, porque cambiar las cosas en esta “nuestra casa”, ni tu ni yo “podemos”. Harían falta muchísimos más lectores de esta página. Y que se convenciesen. Y que no se sintiesen perjudicados (ya sabes, no siempre lo razonable es lo conveniente). Y que... Y que ...

Pero esa argumentación la dejo para un siguiente post.

Sólo te adelanto una cuestión, para que medites un poco al respecto.

Si partimos de la base de que el enriquecimiento de las personas sólo es posible por alguna de estas dos vías:

  1. Enriquecimiento por medios injustos.
  2. Enriquecimiento por medios justos.

(Puedes considerar el enriquecimiento justo e injusto como mejor se adecue a tu forma de pensar).

¿Cómo piensas que el gobierno debiera gestionar el enriquecimiento de los ciudadanos en cada uno de los anteriores casos?

 

<-- Post anterio sobre esta misma temática   Post siguiente -->

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.485.107 Páginas visitadas
762.409 Total visitas
≈231.208 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode