La Biblia desde el siglo XXI

Moraleja de la simboloclástia islamista del 'ISIS'.

15.08.2014 00:00

Hace una semana traía a estas páginas la noticia sobre la destrucción de la tumba de Jonás a manos de los radicales islamistas del ISIS (pincha aquí si quieres leerlo). Ya comenté por encima algo que me llamó la atención. Y no me refería al hecho de que nuevamente estén persiguiendo cristianos en zonas donde el islamismo radical se va imponiendo. Porque a eso ya estoy muy acostumbrado. Por desgracia, en biblicamente os he traído más de un incidente (pincha aquí)

Al margen de que realmente Jonás fuese enterrado en ese lugar (de lo cual no tengo motivos para dudar), lo que me ha hecho reflexionar sobre el caso es el cuidado que han puesto los islamista en "destruir símbolos" (Me refiero a símbolos identitarios. La mezquita destruida era un símbolo importante por albergar la tumba de Jonás). Podremos pensar que son "brutos" por las medidas tan "expeditivas" que emplean...

... Pero hay que reconocer que de tontos no tienen ni un pelo. Bien saben el valor que poseen los símbolos; sean religiosos, políticos, deportivos o de cualquier tipo. En una batalla, de las de antes, cuando eran de verdad batallas y no "juegos tecnológicos de alto riego"; el objetivo prioritario era abatir al abanderado, o al jefe: tanto la bandera como el líder representaba al grupo, le daba cohesión y valor frente al enemigo. Y modernamente, ya me dirás la que te espera si quemas los colores de un equipo rival. O, también: ¿cómo imaginas que tomarían los franceses la voladura de la Torre Eiffel? ¿O los americanos la destrucción su Estatua de la Libertad?

En la misma Biblia encontramos textos que ponen de manifiesto la importancia de los símbolos.

Por un lado, en sentido negativo, en Éxodo 20:4 los prohíbe: "No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra". De aquí concluyo que según que símbolos identitarios se traten, y dependiendo de la "devoción" que les profesemos, pueden ser muy perjudiciales.

Por otro lado, en sentido positivo, los implanta el mismo Jesús: "Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga." (1º Corintios 11:23-26). Bueno, en realidad Jesús sólo implanta dos símbolos, el pan y el vino, y el bautismo ("Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo." [Mateo 28:19])

Y es que los símbolos identitarios no sólo son imágenes, icónos o estátuas. También pueden ser sonidos, lugares, actos, etc. Los característico y común en ellos es que les asociamos inconscientemente un conjunto valores con los que nos identificamos y que nos ayudan a ubicarnos socialmente. El anclaje de los individuos a “sus símbolos” es tal, que fácilmente se mueven masas con sólo manejar adecuadamente los símbolos con los que los miembros de esas masas se identifican. Esto lo saben bien los políticos (“fíjate lo que consiguió Hitler”), y también los líderes religiosos (dónde crees que está el origen de la desobediencia institucional religiosa al segundo mandamiento según Éxodo 20 [observa los versículos 4, 5 y 6]).

Así, pues, mira por donde, de estos señores fanáticos no solo aprendemos que son peligrosos, y que más vale estar lejos de sus áreas de influencia. Con su "simboloclástia" nos dan muestra de la importancia de los símbolos identitarios. Y no sólo de los religiosos; que movilizarnos como a borregos pueden conseguirlo con cualquier tipo de símbolos (como ya dije: políticos, deportivos, sociales,...). Y es que, lamentablemente, la idea de adoración o veneración sólo la asociamos a las cuestiones y símbolos religiosos. Pero el mismo tipo de actitudes se manifiestan también con los otros tipo de símbolos identitarios en la política, el deporte, y en los diversos tipos de agregaciones sociales (club de fans, peñas, cículos, sociedad,...). 

Y, ¿cual es la moraleja?

Pues que si eres cristiano, aplícate Éxodo 2 0:4-5. Pero no sólo para las imágenes religiosas, puesto que hoy día las actitudes que antes sólo se deban bajo la cobertura de la religión se dan también en otros ámbitos que en el fondo son sucedáneos de ella. Así, pues, aplícatelo para cualquier símbolo que haga de ti un afiliado, un hincha, un incondicional, un adepto o cualquier otro tipo de gregario que sustituya la honra y devoción debidas a tu Dios  por el fervor y la pasión a un partido político, un sindicato, un club deportivo, una organización o... incluso a un grupo religioso que anteponga la palabra de los hombres a la Palabra de Dios. En el fondo, los símbolos identitarios no son más que otra herramienta disponible para el arrastre de masas; otra de las "estratagemas de hombres" de las que comentaba Pablo en Efesios 4:14.

 
 

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.618.199 Páginas visitadas
788.281 Total visitas
≈237.417 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode