La Biblia desde el siglo XXI

¿Quién la tiene más grande? ... (me refiero a la inteligencia, claro) (Zuckerman 2)

20.04.2014 00:00
<-- Post anterior sobre este tema Post siguiente -->

No hace mucho traté la necesidad de cautela frente a la lectura de muchos artículos que pretenden “divulgar” ciencia. Hoy pretendo examinar uno de los post que mencioné como ejemplo de conclusiones contradictorias, el que titula: “Las personas religiosas son menos inteligentes que los ateo…”

¿Será verdad que los ateos son más inteligentes que los religiosos o los creyentes?

En una rápida consulta a la Biblia podríamos concluir que no anda desencaminada la conclusión de ese estudio. Al menos, en lo que respecta a los “religiosos” cristianos, esa conclusión encuadra con la afirmación de Pablo a la comunidad de Corintios: “… no sois muchos sabios…” y “… lo necio del mundo escogió Dios…” (1ª Corintios 1:26,27).

Pero bueno, si tenemos en cuenta que el extracto de esos dos versículos que he puesto arriba ignora deliberadamente parte importante del contexto, la conclusión empieza a ser cuestionable desde el punto de vista bíblico (Dejo que seas tu mismo quien deduzca esas omisiones importantes. Pincha y lee desde el versículo 25 al 27). Por otra parte, matizo lo de "punto de vista bíblico" porque tratándose de puntos de vista no sólo existe el bíblico, sino que hay tantos como colores puedas encontrar en los cristales de unas gafas []. Así, pues cuestionemos...

 ... ¿Qué fiabilidad puede tener la conclusión de ese estudio?

Desbrocemos el post de pijamasurf.com:

Aclaración previa:

El post que he escogido para comentar está publicado en la web de pijamasurf.com y hace referencia a un estudio realizado por el  profesor Miron Zuckerman, psicólogo de la universidad de Rochester. Este estudio se publicó inicialmente en agosto de 2013, revisándose con posterioridad [].  Otras web’s (¡bastantes!) también se hicieron eco de ese estudio. Podéis localizarlas a través de Google. Curiosamente, sólo he encontrado una única web que se haga eco del otro estudio que mencioné en mi anterior post, el que concluye la correlación positiva entre religiosidad  y “... una menor tendencia a la depresión y hasta un mejor desempeño cognitivo”. Cualquiera diría que el prestigiar al ateísmo vende mejor que el prestigiar la religión. 


La metodología del estudio:

… donde compara distintos tipos de estudios…”   
(Nota: Los textos en azul son extractos del post en pijamasurf.com)

No se trata de un estudio de campo. Como bien aclara pijamasurf, se trata de un “meta-estudio” que analiza y compara trabajos de otros expertos. Así, pues, concluye sobre lo escoge de lo que han concluido otros.


El objetivo de partida:

“Un estudio ha buscado establecer la relación negativa entre inteligencia y religiosidad...”

“Muy fuerte”. Al menos tal como lo recoge pijamasurf. Porque una cosa es buscar apoyos para justificar una hipótesis de partida, y otra muy diferente analizar elementos para llegar a una conclusión “objetiva”.

No he accedido al estudio original (está en inglés, y hay que pagar por el acceso), pero al margen de cual haya sido la verdadera intención del profesor Miron Zuckerman, no creo que en su publicación reconozca explícitamente una búsqueda de apoyos para justificar una convicción previa sobre el tema. Probablemente se trate de una redacción poco afortunada del autor del post en pijamasurf. 

Pero bueno, al margen de que consciente o inconscientemente Zuckerman se haya podido escorar hacia alguna determinada conclusión, conviene no olvidar lo que decía Eulalia Pérez Sedeño, “Los valores contextuales pueden incluso determinar lo que hay que preguntar y lo que es mejor ignorar respecto de un fenómeno dado. Y pueden afectar también a la descripción de las observaciones y los experimentos, así como a la selección de los datos y el tipo de fenómenos que se quiere investigar” [].

(Nota:  Por si tienes dudas sobré qué se entiende por “valores contextuales”, aquí te dejo un párrafo de José Antonio Acevedo Díaz en la web de la “Organización de Estados Iberoamericanos” : “... los valores contextuales de la ciencia se relacionan con el ambiente social, político y cultural en el que se desarrolla la práctica científica; entre los mismos pueden citarse, como ejemplos, el utilitarismo, los beneficios económicos, las creencias religiosas, las ideologías políticas y la cuestión social del género en la ciencia. A menudo, se ha supuesto que la ciencia, la "buena ciencia" al menos, estaba al margen de estos valores, pero cada vez se están teniendo más en cuenta para comprender mejor la naturaleza de la ciencia y su práctica. La actividad científica es también -algunos dicen que sobre todo- un proceso social que incluye un conjunto de valores e intereses de la sociedad en la que está inmersa, los cuales están detrás de cada línea de investigación científica emprendida”  [] .)

Los criterios de selección de los estudios:

“... calidad de la información, tamaño de la muestra y el método utilizado en tales estudios”.

A fin de objetivar en lo posible cualquier estudio es preciso definir previamente determinados criterios que deben superar los elementos sobre los cuales centrar los análisis. Y esto es lo que parece ser que hizo el profesor en psicología Miron Zuckerman. Ahora bien, si Eulalia Pérez Sedeño está en lo cierto, también el profesor Zuckerman, como cualquier otro ser humano, científico o no, estará condicionado por sus “valores contextuales”. Recuerda la frase de Eulalia : “Los valores contextuales pueden incluso determinar lo que hay que preguntar y lo que es mejor ignorar respecto de un fenómeno dado".

¿Por qué “resquicios podrían colarse” los valores de Zuckerman y “diluir la objetividad” del estudio? Por el tamaño de las muestras de cada uno de ellos no parece probable, ya que éste es un dato bastante objetivo. La calidad de la información comienza a ser más subjetivo. Pero sobre todo, la metodología utilizada en los estudios se lleva la palma como coladero para que las convicciones de Zuckerman sesgen significativamente la muestra de estudios escogidos para el “meta-análisis”.

Y es que la psicología es uno de los campos científicos donde más se manifiesta la diversidad de tendencias: psicoanálisis, conductismo, cognitivismo, psicología humanista, psicobiología, estructuralismo, asociacionismo, psicología de la Gestalt,  funcionalismo,...  []. Imagina que se encargan a psicólogos de cada una de esas escuelas estudios con el mismo objetivo de investigación... ¿cuantas conclusiones crees que serían coincidentes, aunque sólo sea de forma aproximada? Me hago cierta idea. Bien que me gustaría conocer algún estudio que se haya planteado averiguar dicho dato

La selección de la muestra

“... 63 estudios psicológicos (por lo que su análisis es un metaestudio) que se llevaron a cabo entre 1928 y el 2012; 53 de ellos mostraron una correlación negativa entre inteligencia y religiosidad, mientras 10 mostraron una correlación positiva”.

Consecuencia de los criterios de selección previamente definidos y su aplicación en la evaluación de los distintos estudios a los que Zuckerman tuvo acceso surgió la muestra definitiva sobre la que centró su análisis: 68 estudios; 53 inclinados a correlacionar la inteligencia con el ateísmo y 10 inclinados correlacionarla con la religiosidad. Pues bien, una buena referencia  para evaluar la objetividad del  profesor Miron Zuckerman sería conocer cuántos estudios en total ha barajado. Y  de los que ha desechado, cuantos se inclinaban hacia uno u otro sentido. Si dominas el inglés y accedes al estudio original, te agradeceré que me facilites esa información, si es que se declara en el informe.

Concluyendo

Al inicio del post me preguntaba por el nivel de fiabilidad que puedo conceder al estudio... 

Pues bien, hasta ahora sólo me he fijado en las cuestiones metodológicas de su realización. Y además, sin contar con el informe original del estudio, sino a través de lo que “otro post” cuenta acerca de él. Reconozco que cualquier conclusión que pueda sacar al respecto resulta muy “pobre”. Pero al menos me sirve como  avance de lo que puedo esperar del informe completo. Y dado que ni domino el inglés, ni estoy dispuesto a pagar por un estudio que ya barrunto escorado en su conclusión, opto por calificarlo como de “muy dudosa credibilidad”.

Pero bien entendido: no que sea dudoso que tú o yo por ser creyente seamos menos inteligentes que nuestros amigos o vecinos ateos. No. Está claro que estos estudios socio-psicológicos concluyen sobre medias y grupos sociales. Pero es que incluso dudo mucho de esa conclusión aún aplicándola a grupos. Y es que sin necesidad de bucear en estudios psicológicos de no importe cual escuela, hay suficientes bases observables para concluir justo lo contrario. Al menos en lo que respecta a los religiosos que se fundamentan en la Biblia. Te invito a que leas estos post:

Sobre inteligencia y Biblia    y 

¿Y la Biblia...? ¿donde estaba?

 

Además... Queda por revisar qué entiende Zuckerman por inteligencia y por religiosidad...

 

>> Enlace al post en pijamasurf.com.

 

<-- Post anterior sobre este tema Post siguiente -->

 

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.711.795 Páginas visitadas
802.492 Total visitas
≈240.828 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode