La Biblia desde el siglo XXI

El Autor del Modelo Estándar

22.04.2013 00:00

El pasado 2012 fue un buen año para Peter Higgs. A mediados de año adquirió protagonismo porque el CERN detectó una partícula con muchas probabilidades de ser la que él concibió como la partícula clave para el remate del modelo estándar. Y hacia finales de año lo adquirió porque la revista Science concedió al bosón de Higgs el título de hallazgo del año, aunque aún está por confirmar 100%. Fue a raiz de este reconocimiento que declaró su desagrado en relación al apodo con el que Leon Lederman calificó “su partícula”: La partícula de Dios. (Véase entrevista en elmundo.es).

Petet Higgs es ateo declarado, y en ese sentido es normal que no le guste mucho el apodo que le dieron a "su partícula". Lo entiendo, y le respeto. Sobre todo, porque sus convicciones no le arrastran al dogmatismo y proselitismo que sí se observa en otros ateos famosos. Es más, el mismo Higgs critica esta actitud en Dawkins : "No estoy en contra de la gente religiosa, salvo que se comporten como fanáticos extremistas. El problema de Dawkins es que concentra todos sus ataques contra los fundamentalistas, pero evidentemente no todos los creyentes lo son. En ese sentido, creo que a veces es el propio Dawkins quien acaba adoptando una postura fundamentalista, en el extremo opuesto".

A pesar de que estoy convencido que modelo estándar acabará siendo “destronado” de su posición hegemónica entre todas las teorías que pretenden dar explicación a la realidad subatómica (es “ley de vida” en la evolución de la ciencia), hay que reconocer el tremendo mérito que tiene por su gran capacidad predictiva. Y claro, también es  preciso reconocer mérito a todos los científicos que han ido construyendo el complicado armazón matemático que sustenta la teoría. Ahora el arquitecto más destacado es Peter Higgs por la actualidad de “su bosón”, pero no hay que olvidar que el modelo estándar es el resultado de los quebraderos de cabeza de más de una veintena de científicos (véase una síntesis de la historia del modelo estandar).

 

En la entrevista que publicó el mundo, Peter Higgs afirma que conoce "muchos colegas que son científicos y creyentes". Eso no me extraña.

Lo que sí me extraña es que Peter Higgs no lo sea. Al menos, que no sea partidario de la idea de que tras el mundo que él pretenden desentrañar no exista una inteligencia suprema autora de los enigmas que con tantos desvelos intentan clarificar.

Porque, me pregunto: ¿Qué es más fácil, concebir un enigma, o resolverlo?

Esto es tanto como preguntar... ¿Para qué se precisa más inteligencia, para concebir un enigma, o para resolverlo?

O, en términos más tecnológico, que son más “palpable”: ¿Para qué se precisa más inteligencia, para diseñar un mecanismo, o para descubrir cómo funciona ese mismo mecanismo?

Supongo que la respuesta es obvia para todos, pero por si alguno tiene dudas, apunto lo siguiente: Básicamente el descubrir cómo funciona un mecanismo o resolver un enigma sólo precisa facultades analíticas. En cambio, el concebir un enigma o un mecanismo precisa facultades creativas: ingenio, imaginación, intuición, reflexión, anticipación mental, etc.

Pensemos por un momento que el modelo estándar no es sólo la teoría más útil de la física desde el punto de vista predictivo, sino que es un fiel reflejo de la “realidad” subyacente a la materia (algo en lo que probablemente ningún científicos cree realmente).

Si esto es así, hay que reconocer que lo que sustenta la “realidad material” es un “mecanismo” verdaderamente complejo. Un mecanismo tan complicado que a centenares de científicos les ha costado centenares de años resolver el enigma de su funcionamiento. Porque no hay que olvidar que la veintena de científicos que construyeron el modelo estándar se apoyaron en todo el conocimiento acumulado previamente por centenas de científicos que les precedieron.

Aplicando el criterio comentado más arriba de que se precisa más inteligencia para concebir un mecanismo que para descubrir su funcionamiento, surge una interesante pregunta:  ¿Cuanta inteligencia fue precisa para concebir ese mecanismo que sustenta la “realidad” y que a cientos de científicos ha costados años resolver su enigmático funcionamiento?

A mí, la respuesta me parece obvia: realmente tuvo que ser una inteligencia suprema, por no decir la “Inteligencia Suprema” (con mayúsculas). Tanto, o más, como el conjunto de inteligencias que consiguieron resolver ese enigma planteado desde los orígenes.

Como dije más arriba, me extraña que a Peter Higgs no se le pasara por la cabeza que “hay que ser muy inteligente” para concebir ese sistema que a él tantos quebraderos de cabeza le estaba dando el desentrañarlo.  Me cuesta creer que personas tan inteligentes como Higs y sus colegas simplemente crean que la complejidad que estaban desembrollando no era más que el fruto de la casualidad. Por eso a menudo me siento tentado de pensar que muchos que se declaran ateos lo que rechazan en realidad es la idea tradicional  y antropomórfica de un dios con barbas y manejando el mundo como si fuese un teatro de guiñol.

 

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.813.074 Páginas visitadas
813.407 Total visitas
≈244.022 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode