La Biblia desde el siglo XXI

''La clave'' está en la Biblia.

14.04.2012 00:00

¡Quien lo diría! Hasta para el "nuevo mundo" de la informática y las redes es útil la Biblia.

Para conducirnos por la sociedad, la vida y hasta la "post-vida" ya sabía de la utilidad de la Biblia, y en diversos post he defendido esa idea. Pero no se me había ocurrido utilizarla para solventar un problema recursivo que tengo como usuario de ordenadores, redes, internet y toda la parafernalia de utilidades relacionadas y que precisan contraseñas por cuestiones de seguridad.

En mis aplicaciones personales de menor riesgo, incurro en la "negligencia" de no andar cambiándolas contraseñas para no complicarme mucho la vida.  Pero en cuestiones de mas riesgos, como bancos o accesos de la administración, o en el trabajo, la renovación periódica de contraseñas es un imperativo. Y el crear contraseñas seguras y difíciles de averiguar por terceros no es cosa fácil, y aún menos fácil es memorizarlas, porque el anotarlas es echar por tierra todo el esfuerzo e imaginación de imaginarlas.

Pues bien, el obispo británico James Langstaff ha encontrado una solución para encontrar contraseñas seguras, fáciles de crear y de recordad.

Se trata de utilizar la Biblia como "mina" de contraseñas. Claro, que sólo es fácil para los bibliáfilos (otra ventaja más de conocer y manejar con soltura la Biblia).


Sólo precisas dos cosas:

  • Tu memoria, en la que debes tener versículos memorizados (bueno..., si aún no conoces muchos versículos de memoria, también puedes consultar en una versión escrita).
  • Una rutina personal para combinar letras y números, tanto del texto bíblico como de la referencia bíblica. Esta rutina no precisas cambiarla nunca.

Por ejemplo: 

  • Como rutina, puedes usar la siguiente: empezar por el número del capítulo, terminar por el número del versículo, y en medio, colocar las primeras consonantes de la cinco primeras palabras del texto, y luego añadir las siglas del libro.
  • Como versículo puedes usar Juan 3:16  ("Porque de tal manera amó Dios al mundo,  que ha dado a su Hijo unigénito,  para que todo aquel que en él cree,  no se pierda,  mas tenga vida eterna.")

La clave quedaría así:  3pdtmm16jn

Otra rutina: las primeras sílabas de las tres primeras palabras pares seguidas de los números de versículo y capítulo. En este caso, la clave sería: demaDi163.

¿Complicado? Depende de lo sofisticado que seas para establecer tu rutina personal. Pero una vez establecida, no precisas cambiarla nunca; y pronto te será fácil extraer la clave del versículo que elijas cada vez que precises crear o cambiar claves.

¡Ah! Un consejo. Mejor centrarse en una sola versión de la Biblia.

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.711.795 Páginas visitadas
802.492 Total visitas
≈240.828 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode