La Biblia desde el siglo XXI

''Autopsia'' de Jesús

23.04.2011 00:00

Realizan la ‘autopsia’ de Jesús, según los evangelios y las citas históricas

Alto nivel de sufrimiento psicológico le llevó a cristo a sudar sangre. Paro cardiaco debido a pérdida de sangre y una baja de la presión sanguínea le habrían ocasionado la muerte, que fue lenta debido a su posición en la cruz

( De Notipress, publicado en larepublica.pe )

Que Cristo sudara sangre mientras oraba en el monte de Los Olivos ha dejado de ser un misterio para convertirse en objeto de una explicación médica. De hecho, este acontecimiento narrado en las Escrituras tiene un nombre. Se llama hematidrosis y surge como resultado de un elevado nivel de sufrimiento psicológico o estrés, según trata de descifrar el Dr. José Antonio Lorente, director del Laboratorio de Genética de la Universidad de Granada, en España.

El especialista, basado en los relatos de los evangelistas en la Biblia, en citas históricas y en documentación recopilada para el rodaje del filme La pasión de Cristo, de Mel Gibson, intenta realizar la autopsia de Jesús, empezando por la transpiración de sangre y terminando por el mismo momento en que Jesús es crucificado, una información que es publicada con motivo de la Semana Santa por la agencia de noticias Notipress.

La flagelación

De ese modo, Laurente señala que las flagelaciones romanas eran conocidas por ser terriblemente brutales: los látigos que usaban los verdugos eran de cuero trenzado en cuyos extremos tenían adosadas bolas de metal entretejidas. Además, estos tenían pedazos de huesos afilados, cuya misión era cortar la carne. Así, el daño ocasionado en la víctima era tal que podía incluso dejar al descubierto las partes internas del flagelado.

Esto conllevaba a una condición “hipovulémica”, es decir la pérdida de altos niveles de sangre en el organismo, lo que a su vez ocasionaba que el corazón se acelere para tratar de bombear sangre. La baja de presión como resultado de este fallido intento puede provocar un desmayo o colapso y los riñones dejan de producir orina y la persona empieza a sentir necesidad de agua. Ello explicaría una de las frases que Jesús pronunció en el calvario: “Tengo sed”.

De acuerdo con el especialista, la crucifixión de Jesús fue peor que la de cualquier condenado que era amarrado al madero. Jesús en cambio fue clavado. Los clavos que los soldados usaban en sus crucifixiones medían hasta 18 centímetros de largo y fueron incrustados en las muñecas de Cristo, justo en el nervio mediano, triturándolo. ...

Por otro lado, la posición vertical en la que Jesús fue crucificado le impedía la respiración, pues para hacerlo una persona tendría que apoyarse en sus pies, que también estaban clavados. Cuando Jesús intentaba exhalar, el clavo desgarraba los pies de Cristo.

Paro cardiaco

Finalmente, explica, esta condición lleva consigo una acidosis respiratoria, es decir el dióxido de carbono se diluye en la sangre como ácido carbónico. El corazón late de forma errática y ello a su vez ocasiona la acumulación de fluido en la membrana que rodea al corazón llamada efusión pericárdica, al igual que alrededor de los pulmones, llamada efusión pleural. Ello explicaría por qué brota agua del costado derecho de Jesús cuando es atravesado por la lanza de uno de los soldados. Un paro cardíaco terminaría con el sufrimiento corporal e iniciaría un hito importante de la fe católica.

Factores médicos de la muerte de Jesucristo

Cuando el cuerpo de Jesús cuerpo queda colgando de ella, explica el especialista, sus brazos tuvieron que estirarse brusca e intensamente quizá hasta 15 centímetros de largo. En esa situación, ambos hombros tuvieron que haberse dislocado, hecho que confirmaría lo que se dice en el Salmo 22: “Dislocados están todos mis huesos”, dice Lorente.

...

Leemos en el Nuevo Testamento, continúa, que los huesos de Jesús no fueron fracturados. Ello sucedió porque los soldados confirmaron antes que Jesús había muerto. Para comprobar esta muerte, uno de los soldados traspasó su costado derecho, atravesó el pulmón y penetró en su corazón, seguida de un gran volumen de un fluido claro como el agua, como describe Juan en su Evangelio.

 

Lectura completa en larepublica.pe 

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.813.074 Páginas visitadas
813.407 Total visitas
≈244.022 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode