La Biblia desde el siglo XXI

Descubierta la fortaleza que acechaba al Santuario.

06.11.2015 00:00

Otra historia bíblica confirmada. En esta ocasión es un libro deuterocanónico, pero al fin y al cabo, otra historia del contexto bíblico que confirma la arqueología.

Se trata de la fortaleza que los sirios construyeron dos siglos antes de Cristo para controlar Jerusalén y vigilar las actividades del Templo. Fue Antíoco IV Epífanes, de la dinastía Seleucida, el promotor de dicha fortaleza.

El relato se encuentra en el primer libro de Macabeos, 1:16-36. Adjunto el texto de la Biblia de Jerusalén:

 

16 Antíoco, una vez asentado en el reino, concibió el proyecto de reinar sobre el país de Egipto para ser rey de ambos países. 17 Con un fuerte ejército, con carros, elefantes, (jinetes) y numerosa flota, entró en Egipto 18 y trabó batalla con su rey Tolomeo. Éste evitó su presencia y huyó. Hubo numerosos heridos. 19 Antíoco ocupó las ciudades fuertes de Egipto y se hizo con los despojos del país. 20 El año ciento cuarenta y tres, después de vencer a Egipto, emprendió el camino de regreso. Subió contra Israel y llegó a Jerusalén con un poderoso ejército.

21 Entró con insolencia en el santuario y se llevó el altar de oro, el candelabro con todos sus accesorios, 22 la mesa de la proposición, los vasos de las libaciones, las copas, los incensarios de oro, la cortina y las coronas, y arrancó todo el decorado de oro que recubría la fachada del templo. 23 Se apropió también de la plata, oro, objetos de valor y de cuantos tesoros ocultos pudo encontrar. 24 Tomándolo todo, partió para su tierra, después de derramar mucha sangre y de hablar con gran insolencia*.
...
29 Dos años después, envió el rey a las ciudades de Judá al Misarca, que se presentó en Jerusalén con un nutrido ejército. 30 Habló dolosamente palabras de paz y, cuando se hubo ganado la confianza, cayó de repente sobre la ciudad y le asestó un duro golpe, matando a numerosos israelitas. 31 Saqueó la ciudad, la incendió y arrasó sus casas y la muralla que la rodeaba. 32 Sus hombres hicieron cautivos a mujeres y niños, y se adueñaron del ganado. 33 Después reconstruyeron la Ciudad de David con una muralla grande y sólida, con torres poderosas, y la hicieron su Ciudadela. 34 Establecieron allí una raza pecadora de rebeldes, que se hicieron fuertes en ella. 35 La proveyeron de armas y vituallas, y depositaron en ella el botín que habían reunido del saqueo de Jerusalén. Fue un peligroso lazo.
36 Se convirtió en asechanza contra el santuario, en adversario maléfico para Israel en todo tiempo.

También Flavio Josefo hace referencia a este acontecimiento, en su obra “Antigüedades de los Judíos".

 

Dada la escasez de restos arquitectónicos de la época, durante bastante tiempo los expertos  han especulado acerca de la ubicación concreta de dicha fortaleza. Pero afortunadamente el Departamento de Antigüedades de la Ciudad de David ha comunicado recientemente un descubrimiento que parece poner fin a las especulaciones.

En una conferencia de prensa cerca de la zona de excavaciones, los directores de la misma (Dr. Doron Ben-Ami, Yana Tchekhanovets y Salome Cohen) manifestaron su entusiasmo por la ocasión que tienen de reconstruir  la ciudadela según estaba en tiempos de la sublevación de los Macabeos (año 167 antes de Cristo).

Según informaron los arqueólogos,  "los nuevos hallazgos arqueológicos muestran  una fortaleza bien fortificada y construida en el acantilado de la roca con vistas a las escarpadas laderas del cerro de la Ciudad de David".

Los arqueólogos desenterraron una sección de muro que sirvió de base de una gran torre de vigilancia de cuatro metros de ancho y veinte de altura. También un terraplén inclinado de defensa, hecho de capas de tierra, piedra y yeso, y concebido para mantener lejos de la base de la pared a los posibles agresores.

También se han descubierto en el lugar municiones, como piedras y plomos para tirar con hondas, puntas de flecha de bronce y munición de ballestas. En estas piezas destaca in detalle importante: el grabado del tridente, símbolo del reinado de Antíoco Epífanes. 

Todos estos son restos de las batallas allí libradas con los asmoneos  (dinastía en la que cristalizó el movimiento macabeo) en su intento reconquistar la fortaleza.

 

La noticia en aurora-israel.co.il

La noticia en National Geographic

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.494.866 Páginas visitadas
764.628 Total visitas
≈231.741 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode