La Biblia desde el siglo XXI

Volver a la Biblia

21.03.2010 00:12

(Por María Jesús Amundarain)

Durante muchos años hemos tenido la Biblia en la estantería pero sin leerla.
    Gracias a Dios, hoy le estamos dando una acogida mejor, a la Biblia en general y, sobre todo, a la Buena Noticia de Jesús que la encontramos en los Evangelios.

¿Por qué ha estado la Biblia tanto tiempo escondida?
    Entre otras muchas razones señalo una: se temía hacer una lectura errónea y darle una interpretación no acertada; lo cierto es que no resulta fácil comprender el significado de muchas palabras y pasajes de la Biblia y por miedo a entenderlas indebidamente se tomó esta medida: guardarla.

Pero, felizmente, dándose cuenta de ese error y conscientes de la riqueza que encierra la Palabra de Dios, el Concilio Vaticano II nos hizo despertar y nos animó a acercarnos a la Biblia asiduamente.
    Hace ya 45 años que se promulgó la Constitución Dei Verbum y desde entonces se nos ha insistido, de muchas maneras, que nos dejemos iluminar por la Palabra y fundamentemos nuestra vida en ella.
    Ha pasado un año desde que se celebró el Sínodo de los obispos en Roma sobre la Palabra de Dios y estamos esperando que salga el documento que recoja la reflexión que hicieron.
    En las diócesis vascas contamos con la Carta Pastoral de nuestros obispos sobre el mismo tema: acoger y transmitir la Palabra de Dios, documento de gran riqueza que nos invita igualmente a leer y a proclamar la Palabra de Dios.

...

Preguntaréis, ¿por qué ahora esta vuelta a la Biblia?
    En nuestra vida cristiana hemos tenido muchas, demasiadas obligaciones y prohibiciones, si queríamos lograr el 'billete' de entrada para el cielo; sin embargo, no descubrimos ni celebramos el privilegio y el gozo de ser seguidores de Jesús.
    A menudo se ha visto la vida cristiana como una carga pesada y no como camino y medio para la alegría y la felicidad.
    Hasta la misma imagen de Dios la hemos recibido bastante tergiversada; le hemos considerado a Dios como alguien lejano y de arriba, en vez de descubrirle como Padre bueno y compasivo.
    No voy a buscar culpables; ya que, además, en algún momento nos ha servido, pero no tiene consistencia para la sociedad de hoy; yo creo que nos hace falta algo más sólido y firme.

¿Dónde podemos encontrar ese firme fundamento?
    Sin lugar a duda, en el Evangelio de Jesús.
    Toda la Biblia es Palabra de Dios pero en los cuatro Evangelios descubrimos claramente quién es Jesús y cómo ha de ser su discípulo.
    Él nos manifiesta el auténtico rostro de Dios que es Padre y que podemos acercarnos a Él con confianza y no con miedo, puesto que somos sus hijos e hijas.
    Quien se descubre envuelto en ese amor de Dios Padre, contagiará a los demás y vivirá la fraternidad.
    ¿No es ése, acaso, el deseo y el empeño de Dios? ¿No es su proyecto formar una gran familia de hijos-hijas donde todos nos tratemos como buenos hermanos? Y eso, aquí y ahora, sin estar esperando la vida venidera.

...

Lectura completa en diariovasco.com

 

Contacto

BíblicaMente.org

informacion@biblicamente.org

Sitio de búsqueda

Etiquetas FAVORITAS

Historicidad de la Biblia

Ateísmo

Si deseas comentar alguna página, pincha aquí e indícamelo en el mensaje.
Abriré ventana de comentarios para que opines libremente.
Te avisaré cuando esté disponible.

ESTADÍSTICAS WEBNODE
(Desde Nov/08)

3.828.048 Páginas visitadas
815.528 Total visitas
≈244.658 Visitantes únicos

 


 

Micro CHAT
Tú también puedes dejar mensajes, versículos, noticias,...

Pincha en "ayuda" (debajo del botón "publicar") para ver los códigos especiales: negrita, color e inserción de URL.

 

 

 

Un versículo para hoy

 

 

 


 

¡Ayúda a promocionar este sitio!
(Sin dar dinero)

 

 

(CC) Contenidos utilizables sin fines comerciales. Se agradece enlace a originales.

Creado con Webnode